Y este esfuerzo se ha hecho gracias a un grupo de gobierno, BNR-NC-PSOE, que ha sabido llevar al Ayuntamiento por la senda del rigor y la seriedad económica que -podemos atrevernos a decir- Gáldar nunca tuvo. Hay que recordar que mientras ahora se invierte casi 1 millón de euros de fondos propios, en épocas anteriores se hacía lo propio pero pidiendo créditos millonarios a largo plazo que hipotecaron el futuro de todos los galdenses. Hay quienes dicen que es electoralismo, que se invierte ahora porque quedan seis meses para las elecciones. Y nada más lejos de la realidad: para poder invertir, primero hay que ahorrar, y la tarea del ahorro empezó desde el minuto 1 de esta legislatura.

De otra manera no se entendería cómo un Ayuntamiento como el de Gáldar ha sido capaz de rebajar su deuda en más de 5 millones de euros en tan sólo los últimos cuatro años. Tampoco se han hecho seis meses antes de las elecciones proyectos tan complicados y elaborados como la nueva Bajada de Las Guayarminas o la calle Doramas, que estaban terminados y se publicaron en este medio hace más de un año, aunque ahora sea cuando se ejecutan porque los trámites y la financiación insular por fin se han puesto a disposición de los galdenses.

Por tanto, de electoralismo nada. El esfuerzo, las medidas, los proyectos, los planes de ajuste, las duras decisiones que tuvieron a personas sin dormir no empezaron antes de ayer, llevan años ejecutándose, y lo que ahora recogemos son los frutos de todo ese trabajo de hormiguita que con extraordinaria lucidez supo explicar en el pleno tanto la concejala de Hacienda, Eva Martínez, como la primera teniente de alcalde, Encarnación Ruiz, y el alcalde, Teodoro Sosa. El que en 2007 fue fundado como el “pacto de progreso” para Gáldar, 8 años después ha sabido hacer honor a su nombre más y mejor que nunca con unas partidas cargadas de rigor y esperanza en el futuro.

400.000 euros para asfaltado y repavimentación de calles, 150.000 euros para ayudas de emergencia social, otros 150.000 euros para nuevos planes de empleo social, se recuperan las ayudas para asociaciones vecinales con 90.000 euros y suben las partidas en todas las áreas de todas las concejalías. Ante el trabajo bien hecho ahora, a otros que poco pueden decir porque antaño fueron los responsables del desaguisado de la deuda y del desastre económico de nuestra ciudad, debería darles vergüenza reducir a ‘electoralismo’ sus argumentos contra unos presupuestos que se avalan por sí solos.

Comentarios

  1. Mirntras todas las administraciones siguen recortando 7 años después de entrar en la crisis, Gáldar ya puede aumentar sus partidas en todas las concejalías. Enhorabuena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.