El pueblo de Agaete ha vuelto a ser, un año más, el protagonista del acto institucional de Lectura del Pregón de las Fiestas de Las Nieves. En esta ocasión, José Antonio Godoy ‘Peri’ ha sido quien ha tenido la oportunidad de pintar con sus palabras parte de la historia de la Villa.

El acto estuvo presentado por Ana Bermúdez y acudieron alrededor de doscientos vecinos y vecinas que ocuparon el patio de butacas y la entrada del Huerto, entre las que destaca el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Agaete, al completo, presidido por su alcalde, Juan Ramón Martín, la consejera de Política Social del Cabildo de Gran Canaria, Elena Máñez, la consejera de Política Territorial del Cabildo de Gran Canaria y teniente de alcalde, Inés Miranda, el ex rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Manuel Lobo o el director del periódico La Provincia, Diario de Las Palmas, Antonio Cacereño.

Este último fue el encargado de presentar al pregonero de quien dijo ser una persona preocupada por la res publica (la cosa pública, latín), “gente que sabe de ciudadanía y democracia” y dedicado a la búsqueda de la felicidad y el amor a la familia. “El ciudadano Peri”, repitió en varias ocasiones, “está comprometido con la educación y posee el don de saber contar las cosas, pero no todo en él es innato”. Recordó que ha participado en innumerables talleres, cursos y seminarios que le han permitido formarse.

El Huerto de las Flores vistió sus mejores galas en una noche mágica que comenzó con la obertura musical del grupo A&M Duet y que dio paso a José Antonio Godoy, quien invitó con su lectura a viajar hasta el Museo de Viena, en un nevado día en el que descubrió por azar una obra que rezaba Puerto de Las Nieves, 1942.

Así comenzó un texto que cautivó a todos los asistentes. Gran conocedor y amante del arte y su tierra, además de incansable viajero, Peri, como es conocido familiarmente en la Villa, supo conjugar la historia de ese artista desconocido con la memoria colectiva de La Rama, el paisaje y “el paisanaje”, como bien apuntó Godoy.

Poco a poco, fue hilando la vida de cada uno de los protagonistas que formaron parte de este fragmento de la historia de Agaete como Luis Delgado el guardamuelles, José Bermúdez el maestro, Daniel Torrent el boticario o Manuel Alonso el cura párroco con el misterioso origen del cuadro. Así nos trasladó hasta el año 2008, cuando logró llegar hasta la ciudad austriaca de Eggenburg y descubrir a Arnulf Neuwirth y su esposa.

Allí conoció a un artista que vivió un verdadero idilio con la Villa de Agaete en su huida de los ejércitos nazis en los albores de la II Guerra Mundial y que plasmó en algunas de sus obras. Como si de una novela se tratara, Godoy supo dar vida, a través de la memoria, a cada una de las personas que formaron parte de la historia durante el periodo comprendido entre los años 1939 y 1942, año en el que fue descubierto por la policía política de Hitler (Gestapo) y devuelto a la Alemania nazi.

La relación de Godoy y los de su generación con los protagonistas del pregón fue muy especial. Durante la noche reconoció que el gusto de su generación por la geografía e historia “se lo debemos a Don Juan Ramírez”, “disfruté viendo a Don José de Armas, ayudado por Don Santiago Ubierna, pintando los papagüevos y aquellos óvalos representativos de los diferentes pagos y caseríos del municipio, que formaban parte de la decoración callejera” y sufrió “la efectividad” de las redes sociales de su infancia y juventud “las que le ponían en el pico a tu madre las andanzas callejeras que no queríamos que supieran… al estilo facebook”.

Recordó cómo su generación estrenaba en la niñez zapatos nuevos y camisas vichy a rayas o a cuadros a la llegada de las fiestas, cuando en su juventud bailaban a ritmo del Dúo Dinámico bajo el paraguas de la pandilla Los Rebeldes o cuando formó parte de las comisiones de fiestas en la transición entre la década de los sesenta a los setenta.

Finalmente, El Caballero de la mano en el pecho, como lo presentó la esposa del artista austriaco, invitó a todos los vecinos y vecinas a disfrutar y acoger con los brazos abiertos a quienes vengan de fuera de las fronteras del municipio, como así lo hicieron con Neuwirth, a disfrutar de la fiesta porque debe ser “un modelo de inclusión por plural y diversa”.

José Antonio Godoy Rodríguez ‘Peri’

Nació en Agaete y su formación educativa lo llevó hasta la Universidad de La Laguna donde estudió Magisterio y Pedagogía. Tras de sí hay más de cuarenta años dedicados a la docencia, treinta de ellos desde cargos de dirección en diferentes centros. Sus primeros años le llevaron hasta el municipio de Arona en Tenerife para regresar una década después hasta Las Palmas de Gran Canaria donde tuvo la oportunidad de trabajar en centros como el 24 de Junio en el barrio capitalino de Zárate o el Pintor Néstor en el Lomo Apolinario.

Inmerso en causas y cosas públicas, Godoy formó parte de las comisiones de fiestas de su municipio en las décadas de los sesenta y setenta, cuando La Rama tuvo el reconocimiento nacional.

Su pasión por la cultura en general y la música, en particular, le permitieron colaborar en el Festival de Música de Canarias, donde escribió varios programas de mano, y también es socio de los Amigos Canarios de la Ópera entre otras asociaciones vinculadas a la música. Desde el año 1995 escribe en los medios de comunicación escritos de Gran Canaria divulgando las tradiciones y la historia de Agaete.

Las inquietudes políticas le llevaron a formar parte del grupo socialista en el Ayuntamiento de Agaete y, más tarde, como consejero en el Cabildo de Gran Canaria.

En la actualidad, disfruta de la jubilación participando en multitud de acciones de divulgación de la cultura como en el Taller Infantil de Farolillos que organizó el Ayuntamiento de Agaete, a través de la Concejalía de Fiestas, para potenciar, fomentar y conservar las tradiciones de La Retreta, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.