Agentes de Policía Nacional y Guardia Civil detuvieron la madrugada de este miércoles a un total de cinco personas, tres de ellas de nacionalidad española entre los que se encontraban vecinos de la zona, y otros dos de origen extranjero, cuando trataban de introducir unos 660 kilos de hachís a través del muelle de La Aldea de San Nicolás.

La intervención se produjo poco después de la medianoche, cuando los agentes intervinieron en una embarcación cuando se aproximaba al muelle de La Aldea, dentro de una operación centrada en erradicar la entrada de sustancias estupefacientes a través del mar.

La costa del noroeste de Gran Canaria es utilizada tradicionalmente por narcotraficantes con el objetivo de introducir droga en la isla, debido a su orografía y a la dispersión de los pequeños núcleos habitados de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.