Sí, efectivamente, me equivoqué.

Ante la reiterada afirmación de determinados “compañeros y compañeras” del partido sobre que me equivoqué de estrategia por seguir en todo momento las decisiones de nuestro Equipo Municipal, decir que mi verdadera equivocación tiene raíces más profundas:

1.- Me equivoqué al aceptar encabezar la lista de un partido que, a nivel municipal, nunca me ha apoyado, todo lo contrario, después de rechazarme hasta en cuatro ocasiones como candidato, ha seguido y sigue traicionando, desprestigiando y ridiculizando la labor que como concejal electo por el PSOE llevo realizando desde hace más de dos años.

2.- Me equivoqué al confiar que conocidas por el anterior secretario insular y actual secretario regional, Ángel Víctor Torres y por varios dirigentes del partido las dificultades, traiciones y dejaciones de las que éramos objeto, a lo que hicimos traslado verbal y en el escrito remitido el 15 de abril de 2016 a los entonces secretario insular y regional, y al Comité de Garantías Federal, firmado por los que formábamos la candidatura en las últimas elecciones municipales. Confiados que tomarían decisiones, tal y como se nos prometió en agosto de 2015, el entoces secretario insular, y solo hemos recibido la callada por respuesta y el sistemático distanciamiento y el sentimiento de soledad, cuando no de ser un obstáculo.

3.- Me equivoqué al querer visibilizar un partido a nivel municipal, cuyo objetivo no es ser un instrumento de transformación social sino el seguidismo, el oscurantismos y plagado de intereses sectarios y personales.

4.- Me equivoqué cuando llegué a pensar que una vez elegido como candidato por el partido a las elecciones municipales iba a contar con el apoyo de la dirección local y de sus militantes, y ni de unos ni de otros, tal y como sucedieron los hechos, ni siquiera se mantuvieron al margen, todo lo contrario, pidieron el apoyo para nuestro adversario político, y se dedicaron y dedican a desprestigiar y boicotear nuestras actuaciones. Su único apoyo material fueron 13 sillas y dos banderas. Los enemigos los hemos tenido, y los tenemos, dentro y los adversarios políticos fuera, celebrando esta división y animadversión interna.

5.- Me equivoqué al dejar pasar el tiempo y pensar que las aguas volverían a su cauce, cada vez ha ido a más, hasta el punto de sentirte un extraño dentro de tu propio partido.

6.- Me equivoqué al considerar que este partido, con más de 135 años de historia, tenía recursos y mecanismos para reconducir una situación de deslealtad, traición y división, que nos muestra el ridículo político y personal con que se nos percibe entre nuestros vecinos.

7.- Me equivoqué al considerar que pertenecía a un partido donde la libertad de opinión, de debate y de decisión personal estaba en su ADN, y no que el ejercicio de la libertad conllevara la estigmatización y la marginación.

8.- Me equivoqué al confiar en aquellos que se presentaron como amigos, y en nombre de la amistad apelaron a nuestro compromiso político, y solo nos han utilizado, primero como una “rueda de repuesto”, al no ser capaces de presentar una candidatura para las últimas elecciones municipales, posteriormente, en las guerras internas por el poder, en utilizarnos y, por último el engaño del que hemos sido objeto por el actual secretario insular, Chano Franquis, que se comprometió a solucionar la situación y lo que hizo fue humillar y ahondar en las heridas, premiando a aquellos que movidos por la ambición personal, no han dudado en utilizar las más bajas de las estrategias para lograr un cargo.

9.- Me equivoqué por soñar que el PSOE en nuestro municipio sería una alternativa política seria y viable, y me encontré que no es más que “un juguete” en manos de unas personas que juegan con su número de afiliados, para hacer del partido el hazmerreír local, y lo más grave, apoyados y protegidos por aquellos a los que prestan su apoyo según les conviene.

10.- Me equivoqué al confiar que los valores del Partido Socialista: igualdad, libertad y fraternidad, estaban por encima de los intereses personales, y no que el número de afiliados que apoyan a unos o a otros en los procesos electorales internos sean el fin último que condicionan la coherencia y el porqué del compromiso político.

Agradecer a mis compañeros y compañeras del Equipo Municipal, que han estado trabajando y sustentando la representación municipal del PSOE en Guía desde la generosidad y el compromiso con unos valores, sin más recompensa que la satisfacción de mejorar las condiciones de vida de nuestros vecinos.

Pido perdón a los vecinos y vecinas que con su voto depositaron la confianza en nosotros en las últimas elecciones locales, pero es imposible seguir representando a un Partido que a nivel municipal no apoya, no confía y dinamita constantemente la labor de su concejal.

Probablemente, en Guía tenemos el Partido que nos merecemos pero no el Partido que necesitamos.

En definitiva, sí, me equivoqué, pero no de estrategia ni de valores sino de las expectativas que tenía de nuestro partido.

Por todo ello, he solicitado mi baja en el Partido y he renunciado a continuar como concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Santa María de Guía.

Asimismo, a fecha de hoy, 14 militantes que han formado parte del Equipo de trabajo municipal durante estos dos años, como muestra de solidaridad y apoyo a dicha decisión, también han decidido solicitar la baja en el Partido.

En sesión plenaria, a celebrar el próximo lunes 27 de noviembre a las 09:30h, se hará efectiva la renuncia al acta de concejal.

Fdo. Manuel J. García Morales

Exconcejal en el Ayuntamiento de Santa María de Guía.

Comentarios

    1. Estimado señor Pésimo, si la memoria no me falla don Manuel formaba parte del cuerpo técnico de la UD Guía cuando ascendieron a Regional Preferente, en el cadete del San Isidro como entrenador lo proclamó campeón de su categoría, en Fontanales formó el primer juvenil de su historia y realizó una campaña espectacular, quedando entre los cinco primeros, que decirle de su trabajo como responsable del Equipo de fútbol del instituto de Guía, dos veces campeones de Canarias de la Copa Coca Cola y dos veces campeones del torneo internacional Madrid Cup, por el camino cientos de alumnos que mejoraron en sus estudios y muchos con sus carreras.
      En fin, a usted o le traicionan la memoria o como se identifica bajo seudónimo es usted efectivamente Pésimos. Saludos

  1. Con la UD Guía Ascendieron a Regional Preferente, con el Instituto varias veces campeón regional de la Copa Cola, de la Madrid Cup, con el San Isidro campeón de liga categoría cadete y con él Fontanales una temporada espectacular con un Juvenil que comenzó su andadura y desapareció por la falta de jóvenes en El Barrio. Usted si debe tener alguna pataleta o poca memoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.