El club aprovechó el parón liguero para seguir con sus entrenamientos y para realizar diferentes actividades con las distintas categorías. Los dos benjamines y el alevín se fueron de visita al museo Elder, donde pasaron una tarde divertida, disfrutando de la ciencia y la tecnología. El infantil se desplazó a la playa de las Canteras, donde aprovecharon una tarde soleada y agradable para realizar un entrenamiento distinto e intenso a la vez.  Los cadetes y juveniles confeccionaron su entrenamiento en un Centro Deportivo de la zona con  sesiones de potenciación física y aprendizaje en otras modalidades deportivas.

El Cruz de Barrial apuesta por el deporte, pero también por la cultura y la solidaridad, valores que debemos de poner en alza, como se demostró en el primer Torneo Benéfico organizado por el club que fue todo un éxito de participación. Desde aquí una vez más agradecer a los equipos participantes, aficionados, vecinos, y familia en general la gran acogida y colaboración.

El club encara el año 2018 que recién comienza con los mismos objetivos con que inició la temporada, “ilusión, humildad y mucho trabajo”.

El próximo fin de semana vuelve la competición para todas las categorías. El regional recibe al Futboltec en su primer partido de la segunda vuelta.  El resto de categorías aún no han acabado la primera.

“Continuamos…haciendo historia, realidades, sueños, personas….somos Barrial”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.