El temporal de nieve y lluvia que ha afectado a Gran Canaria durante la última semana ha permitido que los embalses recojan agua suficiente para regar más de tres meses en el norte y oeste de la isla, según explicó hoy el consejero de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo.

El también vicepresidente del Consejo Insular de Aguas apuntó que hay que “estar satisfechos y contentos porque la tierra se ha empapado, lo que posibilita que durante las próximas lluvias el agua corra más y se vaya hacia los embalses en diferentes puntos de la isla”. Confió, asimismo, en que la próxima vez se puedan ver favorecidas las presas de la zona sur, las más necesitadas.

La presa de Las Niñas ha subido su nivel 1,10 metros, aunque el volumen recogido no es significativo debido a que esta infraestructura se encuentra prácticamente vacía. Chira, Mulato, Soria, Ayagaures, Gambuesa y Fataga no se ha recibido nada de agua, mientras que la balsa del Sequero ha recogido 54.000 metros cúbicos.

Por el contrario, el norte de Gran Canaria se ha visto más agraciado al aumentar considerablemente la capacidad en los embalses que hay en la zona, especialmente de Artenara y La Aldea. La Candelaria, en Artenara, ha recibido 90.000 metros cúbicos, mientras que Vaquero, en Tirma, recogió 25.000.

La Comunidad de Regantes del Norte ha acumulado en las presas de Lugarejos, Los Pérez, Las Hoyas y Las Garzas unos 364.000 metros cúbicos. Por su parte, la Comunidad de Regantes de La Aldea ha sumado 300.000 entre Siberio, Parralilo y Caideros de Las Niñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.