Comentarios

  1. Mi mas sentido pesame a su familia y amistades, le conoci hace mas de 48 años cuando daba clase lo recuerdo a el y a su esposa en lo bajo del Hesperides de Guia, que era escuela publica. gran persona, sociable educado y respetuoso.quien lo conoce solo un gran recuerdo y una oracion por su alma

  2. OBITUARIO
    Pepe Luís Domíguez, mi hermano-primo de Gáldar

    ANTONIO CRUZ DOMÍNGUEZ

    Tuve seis madres: la que me parió y mis cinco hermanas queridísimas, como “único varón sobre la tierra” de mis padres. Amigos íntimos fueron Ciro Morales, Perico Naranjo y Antonio Pérez-Benítez, todos ya fallecidos. Únicos y auténticos hermanos varones –hermanos primos nos llamábamos- son Pepe Luis y Conrado Domínguez Auyanet. De toda la vida. Ya sólo quedamos Conrado y yo. Pepe Luis nos ha dejado con el corazón y mente envueltos en interrogantes, perífrasis y circumloquios.
    En el tanatorio memoricé vivencias, recuerdos, palabras, conversaciones desde nuestra niñez hasta hoy–nacimos en 1939 y contamos 78 años de edad-. En mi mente reviví nuestra historia común del ayer, casi hoy, de Gáldar; la Gáldar de los partidos de fútbol, con pelotas de trapo, en la trasera de la iglesia, a la salida de la misa mayor de los domingos, sobre “césped” de adoquines, con el viejo pilar vigilante en el centro y las porterías en el garaje de don José Mendoza y junto a la huerta de las Ruiz en la trasera de la iglesia. Pepe Luis, con el Unión Moral y Valencia en su corazón; en el mío, San Isidro, Marino FC y Real Betis Balompié. Después de 1949 cambiamos por nuestra Unión Deportiva Las Palmas.… Rememoré “nuestra Gáldar”, de convivencias y tertulias en lo que, más que casa parroquial, era casa del pueblo, sucesivamente en vida de los venerables don Francisco Hernández Benítez, don Alfredo, don Abrahám, don Agustín Chil, don José Díaz Alemán, etcétera, sacerdotes, padres, tutores y amigos. Nuestras vivencias galdáricas en el Casino, los juegos en el Huerto Misterioso…; las «gu¡rreas» en la calle de Las Toscas…; la caza de ranas en las cantoneras de la Calle del Agua; las gaseosas de boliche, en la recoleta tienda que en la calle Guayres tenían los abuelos de Demetrio Suárez, el muchacho –amigo entrañable de ambos- que llegó a ser alcalde de nuestra real ciudad…; los juegos de pelota hechas con tiras de plataneras, a la vera de las calles Sol y Siete, esquina a Guayres…; la Gáldar de los paseos en la Plaza, alrededor de la fuente, con ruta encontrada de chicos y chicas, de cruces de miradas, guiños de ojos, señas de citas, preludios de noviazgos y la figura de don «Antonión de los Ríos», a lo gentleman, con sombrero y bastón, adornado con hermosa flor en su solapa… Pepe Luis, mi mente revivió aquella nuestra de Gáldar de juventud ejemplar, modélica, generosa, emprendedora, de Acción Católica, de flechillas y deportistas; de grupos de teatro, dirigidos por don Nicolás González y Chano Monzón; la famosa Coral del Cardenal Cisneros de Rosa Martinón… Vivencias de jóvenes galdenses que fueron, y fuimos, de generosidad desbordante, en escenificaciones del templo, autos de Reyes Magos, batallas de flores, cabalgata de Santiago… Cuántos recuerdos, Pepe Luis, hermano-primo del alma que te has ido y a todos has dejado el alma destrozada…
    Nos enorgullece, y ejemplariza la estela y recuerdo que dejaste en La Palma cuando tus prácticas de alférez de Milicias Universitarias; de profesor y maestro, de perito en Altos Estudios Mercantiles –carrera que realizaste brillantemente, pero apenas ejerciste-; de vecino muy querido y apreciado en cuantos lugares trabajaste y residiste; de lo que fuiste en el cultivo y desarrollo del balonmano en Gáldar, de lo que dejas constancia en tu libro “40 años de la historia del balonmano en Gáldar”. La bandera del equipo galdárico envolvía el ataud con tu cuerpo sin vida; tu trayectoria como directivo de la Acción Católica, Real Casino de Gáldar, Club de Leones, tus historias escritas del ayer, casi hoy, de la Gáldar de nuestros amores, cuyos trabajos custodia la hemeroteca de “InfonorteDigital” con títulos como “Molinos de gofio de Gáldar y Santa María de Guía”, “Memoria de la Tipografía el Norte”, “Los tres cines de Gáldar”, “Las aventuras de Rafael Aguiar Castillo en la Indochina Francesa” y dejas inconclusa la de las tiendas de “aceite y vinagre” de Gáldar, ¡qué lástima… Fuiste un hombre multimillonario en afabilidad, fortuna que cultivaste y derrochaste en tertulias y conversaciones, salpicadas con goteos de anécdotas preñadas de purísima humanidad…
    Este lunes, día 29, a las siete de la tarde, en el templo santuario de Santiago Apóstol de la Real ciudad de Gáldar, compartiremos estas vivencias y recuerdos, envueltos en las oraciones y preces de la misa funeral que, en sufragio de tu alma abrazados en el afecto a Lola Fermina, Nerea, Juanate, Víctor, Natalia, Laura, Lola, Nicolás, Conrado, Pino Delia, Juan José, Mari Nieves y toda su estimada familia, en la que participo yo.
    Pepe Luis, inolvidable y querido hermano-primo: Te has marchado para siempre pero en mi seguirá viviendo diariamente tu presencia. Estoy triste, tú lo sabes, me duele mucho tu ausencia y por eso mi pena es mucha, muy grande. ¡Descansa en paz!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.