Diecisiete municipios de Gran Canaria contarán este año con un punto de recarga para vehículos eléctricos situados en lugares estratégicos y a una distancia máxima entre sí de 42 kilómetros, informó hoy el consejero de Energía del Cabildo de Gran Canaria, Raúl García Brink, quien explicó que el proyecto ya ha salido a licitación con un presupuesto de 445.000 euros.

Se trata de la primera fase de la red de puntos de recargas que el Consejo Insular de la Energía instalará en Gran Canaria con el objetivo de alcanzar a todos los municipios e incentivar la introducción del vehículo eléctrico en la Isla, ya que es uno de los pilares para la penetración de las energías renovables porque cargan por la noche y permiten utilizar la producción energética nocturna.

Tras la ejecución del proyecto, el Cabildo también sacará a concurso la gestión de estas estaciones. El adjudicatario se encargará del mantenimiento y del cobro por su uso. Asimismo, una aplicación para móviles permitirá conocer cuáles son los puntos de recarga disponibles y realizar el pago.

Además de dar servicio a las necesidades actuales, este proyecto contempla el incremento de la demanda previsto para los próximos años debido al desarrollo en el que se encuentra la flota de coches de alquiler eléctricos. Para poder modificar el modelo energético, lo ideal sería que en 2034 la mitad de los vehículos de la isla, unos 200.000, utilicen este sistema, explicó.

Las localizaciones escogidas para las estaciones están en Agaete, Agüimes, Arucas, Firgas, Gáldar, Guía, Ingenio, La Aldea de San Nicolás, Moya, Tejeda (en el Parador), Mogán (Puerto Rico), Santa Brígida, Santa Lucía de Tirajana, Telde (La Mareta), Teror, Valleseco y Valsequillo. Cada núcleo tendrá un tótem informativo en lugares estratégicos para que los usuarios sepan que en su territorio hay un espacio de recarga y dónde se encuentra.

Estos puntos buscan dar soporte a la movilidad eléctrica de cada uno de los municipios situándolos en lugares visibles, accesibles y cercanos a lugares de interés turístico, pero también ha sido diseñada con visión insular, ya que una de las reticencias que aún persiste a la hora de adquirir un vehículo es la autonomía a pesar de que ya los hay que pueden recorrer 400 kilómetros, incluso más, sin repostar.

En cualquier caso, al estar situados a una distancia máxima de 42 kilómetros, el conductor puede estar tranquilo porque puede recorrer la isla contando con estos cargadores. Todos son de carga rápida, lo que permite recargar media batería en apenas 30 minutos, salvo el del Puerto de Agaete, que es de carga ultra rápida para hacerlo en solo en 10.

El Cabildo ya ha sacado a licitación la instalación de estos 17 puntos de recargas, cuyas obras tendrán una duración de tres meses. En una segunda fase, la previsión del Cabildo es llegar al resto de municipios, es decir, Artenara, San Mateo y San Bartolomé de Tirajana, además de incrementar la oferta que ya existe en Las Palmas de Gran Canaria, y en una siguiente fase, en el Aeropuerto de Gran Canaria.

Comentarios

  1. Sin dudas los vehículos eléctricos son la solución para dejar de depender del combustible, y mejor aun si convertimos los vehículos de combustión actuales a un costo accesible. América Latina hoy tiene una oportunidad de desarrollar medianas y pequeñas empresas de conversión. Esto mediante el proceso de convertir los vehículos actuales en eléctricos. Y eso es desarrollo local de I+D. Ya circulan 650 vehículos convertidos a eléctrico en América Latina y más de 250 solo en México. Con la ventaja de costar la mitad que un coche eléctrico de fabrica y con consumo eléctrico cinco veces menor que a gasolina. No se puede perder tiempo, esto ya tiene 20 años de aplicación en el primer mundo. Organización Autolibre.

Responder a Autolibre Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.