El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, firmó este jueves el convenio de cesión al Museo Agáldar y al Museo Sacro de la Iglesia de Santiago de varias obras artísticas propiedad del sacerdote Julio Sánchez, que dona al municipio en el que ejerció gran parte de su labor sacerdotal. Concretamente, dos relieves en madera, que representan a Doramas y a Tenesoya Vidina, realizados por el escultor galdense Juan Borges Linares y que ya forman parte de la colección del Museo Agáldar de Historia de la ciudad.

En el mismo acto se procedió a la donación de una colección de iconos bizantinos y un pequeño grupo de figuras del Apóstol Santiago que se expondrán en el Museo de Arte Sacro del Templo Matriz de Santiago de los Caballeros de nuestra ciudad.

Julio Sánchez Rodríguez, natural de Arucas fue ordenado sacerdote en Salamanca en 1965. Es licenciado en teología por la Facultad de los jesuitas “La Cartuja” de Granada. Los primeros años de su ministerio sacerdotal los ejerció en Granada y Sevilla. Desde 1982 trabaja en Gran Canaria como sacerdote e investigador, siendo su primer destino en Canarias la parroquia de San Isidro, donde conoció al escultor Juan Borges Linares.

El concejal de Museos, Julio Mateo, agradeció a Sánchez su generosidad con Gáldar y este regalo que hace al Museo de Historia de la Ciudad sumándose a la colección de este museo. Dos relieves del artista galdense que estarán expuestos en la sala del siglo XX, informando que se sigue trabajando para ampliar la colección de Borges en diferentes espacios museísticos en el municipio.

Por su parte, el alcalde de Gáldar , Teodoro Sosa, reconoció la labor de Julio Sánchez en Gáldar donde ha sido y es muy querido, de ahí que esta donación haya sido un regalo a la ciudad que siempre lo ha acogido con afecto. Sosa recordó que en la inauguración del Museo Agáldar ya dijo que se trata de un museo vivo que no se terminará de completar de un día para otro, sino siempre gracias a la generosidad de muchas personas que se van sumando con sus donaciones a este proyecto museístico.

Estas dos piezas de Borges tan bien conservadas guardan un significo personal y emocional y cederlo ha sido un acto de generosidad al compartirlo con todos los vecinos y visitantes.
Así lo recordó el propio Julio Sánchez que en el año 82 se incorporó a la Diócesis de Canarias y su primer destino fue en San Isidro de Gáldar donde conoció al escultor Borges Linares, quien fue su amigo. Ahora, es un orgullo que este regalo pase a formar parte del Museo de Historia de esta Ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.