El alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, y el concejal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Gáldar, Carlos Ruiz, visitaron hoy el comienzo de las obras de limpieza y cerramiento de las cuevas de Facaracas que se están ejecutando con financiación del Servicio de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria. Declaradas BIC en 1990 y situadas junto al Puente de los Tres Ojos, estas cuevas están siendo objeto de una importante actuación, la tercera limpieza que llevan a cabo ambas administraciones, en esta ocasión a cargo de las empresas Arqueocanarias y Canarobra.

Como explicó el alcalde, no solo se trata de retirar todos los vertidos que han sido depositados en este entorno, sino finalmente proceder a su cerramiento para protegerlo y evitar un mal uso de ellas. Teodoro Sosa destacó que es su deseo que en el futuro se puedan llevar a cabo campañas de excavaciones, pues en este lugar es muy posible que se puedan encontrar otras cuevas y restos arqueológicos de la Gáldar prehispánica.

Todo ello sería a través de una colaboración estrecha entre Cabildo y Ayuntamiento para poner en valor esta zona, con la implicación necesaria de los propietarios de estas cuevas, donde se encuentra parte de la historia de esta ciudad, y que ya aparecen reseñadas en las crónicas posteriores a la Conquista.

El concejal de Patrimonio Histórico recordó que después de dos años de gestiones con sus propietarios, más los trámites administrativos que se precisan para esta actuación al tratarse de un BIC, es una muy buena noticia que hayan comenzado por fin las obras de limpieza y cerramiento de estas cuevas, refrendando el deseo del alcalde de poder lograr un sistema de gestión junto a sus propietarios que pueda permitir ponerlas en valor y compartirlas con la ciudadanía. Carlos Ruiz afirmó en su visita que estas cuevas nos ofrece una visión de esa Gáldar prehispánica pero además en fusión con los valores de cuando fueran utilizadas más recientemente por agricultores o reutilizadas como estanques, “lo que aportaría una gran idea de cómo nuestros antepasados más recientes aprovecharon el legado de quienes nos precedieron y cómo han ido evolucionando desde el periodo aborigen hasta hace 30 o 40 años”.

Para Valentín Barroso, de la empresa Arqueocanarias, nos encontramos ante uno de los complejos arqueológicos más importantes de Gran Canaria no solo por la extensión del propio yacimiento sino por la cantidad y calidad de cuevas que podemos encontrar en este yacimiento con decenas de cavidades de gran interés y espectacularidad “dignas de ser visitadas”, además constató que lo interesante de este yacimiento a diferencia de otros poblados en cuevas que existen en Gran Canaria es la accesibilidad ya que está situado delante de un camino que de cara al futuro permitiría que se puedan visitar con gran facilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.