El Ayuntamiento de Gáldar ha iniciado el proceso de licitación de las obras de restauración de las Casas Consistoriales del municipio, a través del proyecto de rehabilitación de la Casona del Drago financiado por la Dirección General de Infraestructura Turística del Gobierno de Canarias con una subvención de 250.000 euros.

Con esta nueva fase de reforma se termina un proceso iniciado en 2008, cuando se rehabilitó la actual Sala del Sábor, a lo que siguió en 2010 la reforma integral del Teatro Consistorial. Ahora, en 2022, se abordará la renovación del área noble de las Casas Consistoriales, compuesto por las dependencias dispuestas a lo largo del claustro que circunda al drago tricentenario de Gáldar.

El alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, destacó la importancia de esta intervención ya que los trabajos tendrán por objetivo someter a este edificio a una profunda renovación que permita recuperar su significado histórico y aumentar su valor turístico puesto que se trata actualmente uno de los principales recursos del municipio al albergar la oficina de turismo; el drago tricentenario, el más antiguo de la isla datado desde 1718; o el Teatro Consistorial, uno de los teatros históricos más importantes de Canarias. “Que sea un icono para los vecinos del municipio y para quienes nos visitan, como se ha logrado ya con el Teatro Consistorial”, añadió.

“Todos estos valores son suficientes”, explica el concejal de Turismo, Ulises Miranda, “para llevar a cabo una profunda intervención de rehabilitación que devuelva el porte noble a este histórico edificio, que ha sido visitado por más de 80.000 personas de distintas nacionalidades en los últimos años”.

Actualmente varias dependencias del edificio están sin uso debido a su mal estado, mientras que otras se encuentran infrautilizadas. Con esta intervención se proyecta su rehabilitación para dotarlas de nuevos usos relacionados con la información y muestra de los recursos culturales, naturales y etnográficos del municipio, así como la mejora de la cubierta para convertirla en un mirador del entorno de la Plaza de Santiago, declarada BIC con categoría de Conjunto Histórico.

El director general de Infraestructura Turística, Fernando Miñarro, ha asegurado que este proyecto, incluido en el Plan de Infraestructura Turística en su anualidad de 2021, cumple con los objetivos de renovar y mejorar el patrimonio arquitectónico, relacionándolo directamente con la actividad turística con el objetivo de avanzar en la calidad de la oferta turística del archipiélago, para volver a ser lo antes posible un referente del turismo internacional poniendo “en valor la identidad de los espacios renovados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.