El Ayuntamiento de Gáldar presentó en la mañana de este miércoles el proyecto participativo ‘Definir el modelo de Consejos de Barrio que se quiere en Gáldar’, cuya primera fase ya ha arrancado de una iniciativa que terminará en julio de 2023. El objetivo de este proyecto es el de implantar este espacio de participación ciudadana territorializado, que complementará a las Asociaciones de Vecinos para dar un paso más en la Participación Ciudadana. Durante trece meses la empresa Farapi, adjudicataria del servicio, llevará a cabo continuas consultas por los barrios para realizar un reglamento que dará forma a estos Consejos.

El alcalde de la Ciudad, Teodoro Sosa; la concejala de Participación Ciudadana, Nuria Vega; el director general de Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria, Jorge Artiles; y Gara Sentis, representante de Farapi, presentaron el proyecto en una rueda de prensa celebrada en el Teatro Consistorial.

“Presentamos un proyecto participativo en una materia en la que Gáldar ha sido ejemplo en los últimos años al promover la participación como un elemento de transformación social, institucional y ciudadana que redunde en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía. Para dirigir y proyectar el modelo de ciudad que uno quiere de cara al futuro tiene que ir de la mano de la sociedad civil y organizada. Tenemos un tejido asociativo muy potente y vamos a dar un paso más con los Consejos de Barrio”, avanzó el primer edil, que dio las gracias a la concejalía por su trabajo en este proyecto, que está cofinanciado entre el Ayuntamiento de Gáldar, por 20.000 euros y por otros 20.000 euros del área de Presidencia del Cabildo de Gran Canaria.

“El Consejo de Barrio no va a suponer un traslado de la actividad que realizan las asociaciones vecinales, es un complemento más para territorializar el aspecto humano”, aclaró Sosa. “Hay asociaciones que no tienen nada que ver como las de costa y las de medianías, o las de barrios más poblados con los menos. Y dentro de una ciudad como Gáldar, con casi 25.000 habitantes y más de 60 kilómetros cuadrados, hay diferencias a nivel de infraestructuras y servicios. Por eso tenemos que bajar al territorio y por eso la necesidad de los Consejos de Barrio”, añadió el alcalde.

Nuria Vega, concejala de Participación Ciudadana, describió que “el planteamiento inicial es que se configuren cuatro Consejos de Barrio definidos por la proximidad entre sus barrios: Zona de Costa (Puerto de Sardina, El Agujero, Bocabarranco y Caleta de Arriba), Zona de Medianías (Caideros, Fagagesto,Saucillo, Juncalillo y Hoya de Pineda), Zona del Casco (Casco, Nido Cuervo, Cañada Honda, La Montaña y Tricorinia-Palma de Rojas) y Zona del Centro (Marmolejo, San Isidro, Barrial, Los Quintana y Piso Firme)”.

“Aunque este proyecto parte de esta propuesta de ámbito institucional, el Ayuntamiento de Gáldar tiene el propósito de que sean los propios vecinos y vecinas los que definan qué modelo de Consejos de Barrio quieren”, aclaró Nuria Vega, que añadió que se pretende conseguir con los Consejos de Barrio “un sistema más ordenado y eficaz de participación y debate de la ciudadanía en los asuntos de interés de sus barrios, un espacio a partir del cual se pueda abrir a la participación ciudadana los Planes de Barrios, territorializar los proyectos financiados con fondos europeos e incluso servir de plataforma a futuros procesos como los presupuestos participativos”.

Jorge Artiles, director general de Participación Ciudadana del Cabildo de Gran Canaria, alabó a Gáldar por estar “a la vanguardia en el ámbito de la participación ciudadana porque ya durante una década llevan trabajando en la creación de esos mimbres y ahora fortalece su tejido asociativo con estos Consejos de Barrio”.

“Desde el Cabildo no es la primera vez que acompañamos a Gáldar para potenciar la participación ciudadana. La colaboración institucional es fundamental para facilitar que la ciudadanía tome parte en las administraciones públicas. Esto implica no solamente normas sino también facilitar espacios de participación y entidades de la sociedad civil que tomen parte”, añadió Artiles.

Este primer proyecto de definición del modelo lo llevará a cabo Farapi Koop Elkartea. Gara Sentis, representante de la adjudicataria, describió que “la primera fase, que ya está en marcha, es la de información y de toma de contacto con los barrios y los vecinos que forman parte de ellos”. “La segunda fase empieza en octubre y es de escucha activa. Aquí nos acercamos al territorio y hacemos sesiones participativas de escucha para recoger información y saber cómo quieren que sean estos Consejos de Barrios”, continuó.

Por último, explicó que “la tercera fase, que se desarrollará en febrero y marzo, será evaluar los resultados que los vecinos de manera territorializada nos han dicho. Y la última fase es la de cocinado, la de trasladar esos resultados validados por la ciudadanía para hacer un reglamento que también será validado y que terminará en julio de 2023”, sentenció.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.