El casco de Gáldar fue una fiesta en la noche de este viernes con uno de los actos más populares y atractivos de las Fiestas Mayores de Santiago, un evento multitudinario que dejó pequeñas las calles del casco. Dos años después volvieron los Caballitos de Fuego, que se habían quedado en la cuadra los últimos años por el coronavirus, y la ciudadanía demostró las ganas que tenía de volver a disfrutar de esta tradición, que fue recuperada en 2015 y cuyas últimas noticias se remontaban a 1848. Multitud de vecinos galoparon hacia el Templo Matriz de Santiago con sus Caballitos de Fuego y junto a papagüevos, bandas de música, y farolillos animaron las calles de la ciudad en este arranque del fin de semana grande de las Fiestas.

El acto, único en Gran Canaria, fue disfrutado por pequeños, jóvenes y mayores en un reencuentro con una de las tradiciones más antiguas del archipiélago. Desde el barrio de San Sebastián, por la calle Capitán Quesada y hasta el frontis del Templo Matriz, todo fue música, baile y colorido, luciendo los farolillos y caballitos realizados en los talleres organizados por el Ayuntamiento. Se trata de una estructura que se rodea alrededor del cuerpo con una plataforma en chapa y cartón y con faldones y la cresta hechas de material reciclado y colorido para hacerlo llamativo. La festividad ha calado hasta el punto de que muchos vecinos dan forma a sus propios caballitos en sus casas, sobre todo los más pequeños, y se incluye también en actividades escolares.

Así, un animado y colorista desfile de más de mil caballitos de todos los tamaños lucieron con tiras de papel de colores, y al trote de las inofensivas fustas que hacían más llamativo el recorrido con un público también agolpado en las calles para ver pasar la comitiva y disfrutar con el galope de los participantes.

El espectáculo final de teatro, música y danza, dirigido por Israel Reyes y protagonizado por la actriz Yanely Hernández y el actor Víctor Formoso, puso el broche final a la gran fiesta de los Caballitos de Fuego, que acabó como marca la tradición con el espectáculo del fuego quemando la silueta de un caballo ante la mirada ilusionada de todos los asistentes.

Para terminar la noche pasadas las 23.00 horas se realizó una exhibición de Fuegos Artificiales lanzados desde suelo urbano en el barrio de La Montaña. El Volcán Anunciador fue suspendido debido a la entrada en vigor de la situación de alerta por riesgo de incendios forestales decretada por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias y la activación del Plan de Prevención y Extinción de Incendios Forestales de Gran Canaria-INFOGRAN, que prohíbe las quemas agrícolas o forestales así como fuegos artificiales y cualquier espectáculo pirotécnico o artefacto que contenga fuego en suelos no urbanos.

GALERÍA DE IMÁGENES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.