Personal de la UCI del Hospital Insular hizo entrega este lunes a Cáritas Diocesana de una donación de 200 kilos de alimentos no perecederos para colaborar con las familias más necesitadas y vulnerables del municipio. La contribución está enmarcada dentro del proyecto solidario Chuimi (Complejo Hospitalario Universitario Insular y Materno Infantil) encabezado por el personal de la UCI. “Tenemos que ser agradecidos después de todo el apoyo que nos han dado desde el coronavirus y pensamos que una buena manera de devolver tanto cariño y respeto podía ser ayudando a quienes más lo necesitan en estos momentos”, aseguran los responsables.

La concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Gáldar, Ana Teresa Mendoza Jiménez, junto al párroco de la Iglesia de Santiago, Manuel Reyes Brito, recibieron en la Casa Parroquial esta donación, en el mismo lugar donde cada mañana, de 8.30 a 9.30 horas, Cáritas reparte el desayuno y alimentos a personas y familias necesitadas. Ana Teresa Mendoza agradeció en nombre del alcalde de la ciudad, Teodoro Sosa, el gesto solidario.

«Nunca estaremos lo suficientemente agradecidos al personal de la UCI del Hospital Insular. Además de cuidar de todos nosotros cuando enfermamos también tienen este tipo de detalles», explica la concejala, que recuerda además que no es la primera vez ya que el año pasado también realizaron una contribución similar. El cura párroco de la Iglesia de Santiago también agradeció esta donación que permite continuar con la labor que desarrolla diariamente Cáritas a través de tantas personas voluntarias que llevan a cabo un trabajo impagable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.