Es un momento tan especial e íntimo que es difícil que se olvide, sin embargo, al tener fotografías capturadas en ese instante es posible revivir pequeños matices que por el fulgor del momento es posible que pasen desapercibidos como son la primera vez que el bebé es abrazado por su madre, su primer suspiro, etc.…