Nacida en San Isidro en 1933 en el seno de una familia muy humilde y pobre; sus padre preocedian del Valle de Agaete. Se casa hace 50 años aproximadamente con Antonio Sosa Quesada, nacido en Gáldar.

Antonio Sosa comienza su periplo en el mundo laboral trabajando en Las Palmas en bares conocidos como el restaurante de Pinito del Oro, aunque años depués viene a Gáldar a trabajar con su hermano Pepe Juan Sosa , hasta que en 1962 alquilan un bar en la calle Capitán Quesada 28, el cual cierra para abrir una droguería.

Dos años después deja de trabajar con su hermano y se dedica al cien por cien a su tienda con Dolores. Muchos años pasaron para ver un poco de luz en la oscuridad, fueron años de penurias y muchas letras para poder pagar a los proveedores. Pocos créditos daban estos, al contrario Dolores era la que más estaba al corriente de la tienda aunque tenía clientes de crédito, pues eran tiempos dificiles y estos pagaban cuando vendían las papas, tomates e incluso el estiércol.

El 23 de febrero su esposo estaba en Valencia y Dolores corria desbocada a cerrar pues tenía miedo de perder lo poco que tenia, mucho sufrimiento para comprar unos zapatos o ropa bonita cuando venían las fiestas.

Años después arriesgan y buscan proveedores en Barcelona y la tienda arranca a partir de los años 1985, a trabajar con más contundencia con materiales para la navidad, el carnaval etc……..

En 2009 se le detecta un cáncer de pulmon a su esposo y la vida de Dolores Gil cambia por completo. Su vida se derrumba cuando su marido muere el 16 de enero del 2010.

No obstante consigue reconstruirse con el nacimiento de su nieta Alexandra, a quien cría hasta casi los 7 años de edad.

Mujer curranta, que en su juventud traía los pepinos en cajas en la cabeza desde Sardina para ganarse un pan, dicho literalmente.

Con la edad que tiene hoy en día conserva aún una cordura perfecta aunque sigue recordando tantos años de una vida muy dura y sacrificio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.