Y lo hace después de su paso la pasada campaña en por el fútbol sala de Portugal, hacia donde partió en el mercado de invierno para integrarse en las filas del Viseu 2001, de la Segunda División portuguesa, una experiencia que le resultó “muy positiva”.

“Estoy muy agradecido al club por el trato que me dieron. Esta etapa me ha servido para crecer tanto como jugador como en el plano personal. Era la primera vez que salía fuera y no me arrepiento, porque me ha ayudado a crecer deportivamente como persona”, apuntó este joven galdense de 24 años de edad.

Cristian Díaz Molina, que ocupa la demarcación de ala izquierda, se muestra muy contento de retornar a la que considera su casa, el Gran Canaria Colegios Arenas: “Vuelvo con toda la ilusión del mundo y con la intención de aprovechar al máximo, con trabajo, implicación y humildad, la ocasión que se me brinda, para ayudar a conseguir el objetivo que nos fijamos, que es el ascenso. Esta entidad, por su historia, merece estar pronto de nuevo en la máxima categoría nacional”.

Sobre cómo está viendo al equipo en esta pretemporada, el jugador del conjunto grancanario apuntó que las “sensaciones son buenas”. “Si tenemos en cuenta que hablamos de un equipo en que el 80% somos nuevos, los que estaban y los que hemos llegado hemos conseguido en poco tiempo un grupo bastante unido, algo importante de cara a pelear por los objetivos que nos hemos marcado”, manifestó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.