Éxito de participación en dicha escuela, si en el primer día asistieron quince niños y niñas del barrio de la montaña, en la sesión del miércoles asistieron una treintena.

En otro orden de cosas, el conjunto Diseño e Impresión Gáldar – Vital Space Egonaiga continúa su preparación de cara al comienzo inminete de la competición preminibasket. Los de Verónica Molina están trabajando intensamente el aspecto técnico y colectivo en cada una de las sesiones, e integrando a los nuevos fichajes del equipo.
Por otro lado, el Gumidafe Egonaiga salió derrotado en su debut liguero de la pasada semana. El resultado del encuentro, 34 a 75 a favor del Canterbury, pero a pesar del marcador podemos decir que ha sido el mejor inicio de liga que podíamos esperar. Como siempre, esperamos lo mejor de nuestros niños y en esta ocasión no iban a ser menos; trabajo, disfrute, ilusión y equipo han sido las palabras claves del Gumidafe Egonaiga para afrontar el partido contra uno de los grandes bloques de la categoría.

Desde el primer cuarto, y con los nervios iniciales, el Gumidafe saltó a la pista del pabellón de la montaña ante el numeroso público asistente con la idea de demostrar que están en esta competición para dar la cara. El Canterbury no quería sorpresas y se puso el mono de trabajo en defensa y con mayor acierto en ataque consiguieron dejar el marcador en el primer parcial en 10 a 26. Con los nervios más calmados y pensando en disfrutar, los galdenses subieron el tono defensivo y con algunos errores en los tiros libres consiguieron dejar al conjunto colegial en 13 puntos en este parcial, yendo ambos equipos al descanso con el electrónico en un 18 a 39. La segunda mitad tuvo otra historia bien distinta, el Canterbury salió con otra mentalidad y a sabiendas que el Gumidafe no se lo iba a poner fácil, los primeros subieron la línea defensiva mientras que el cansancio local se hacía más patente. Al término del tercer parcial, el marcador que reflejaba un 24 a 52. Con los últimos diez minutos por disputar, el Gumidafe salió a disfrutar, a conseguir reducir diferencias y a meter miedo al conjunto capitalino, pero esto sólo fue un espejismo ya que el cansancio, las pérdidas de balón y los fallos de cara al aro rival fueron en cada minuto a más, mientras que el Canterbury seguía a lo suyo gracias a su mayor experiencia.

Paco y Jésica, entrenadores locales, permitieron con los cambios que todos los niños/as del Gumidafe disfrutaran de la fiesta, llegándose al término del encuentro con el marcador de 34 a 75.

Gran partido del Gumidafe Egonaiga y felicidades al Canterbury por su victoria.

El conjunto galdense tendrá la oportunidad este sábado, 8 de noviembre, para mejorar la imagen y el juego del pasado fin de semana, en el encuentro que les enfrentará al Gran Canaria a partir de las 10.30 horas en las canchas anexas al pabellón de la Vega de San José.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.