El consejero de Sector Primario y Soberanía Alimentaria del Cabildo de Gran Canaria, Miguel Hidalgo Sánchez, recogió de manos de la alumna de la Escuela Luján Pérez Rosa Martel el documento que acredita el nombramiento como socio honorífico con el número 353 de dicha casa-museo, por su contribución al desarrollo de la cultura y el arte en Gran Canaria.

Durante el transcurso del nombramiento, presidido por el director de la Escuela Luján Pérez, Orlando Hernández, fueron igualmente distinguidas como socias honoríficas las personas y entidades siguientes: Paloma Herrero Antón y Tomás Van de Valle, Sociedad Filarmónica de Las Palmas de Gran Canaria, Hospitales San Roque, Cámara Oficial de Comercio Industria y Navegación de Las Palmas y Orden del Cachorro Canario.

Fundada por Domingo Doreste, Fray Lesco, la Escuela Luján Pérez, que cumplirá su primer centenario en 2018, es concebida no como una academia o un centro docente, sino como un laboratorio de arte que trata de conservar la frescura y espontaneidad por las que siempre se caracterizó desde su fundación, a partir del libre pensar artístico y el autodidactismo personalizado que predica su ideario.

La Escuela Luján Pérez y la Casa Museo Antonio Padrón, Centro de Arte Indigenista, están íntimamente ligadas a través de la obra del pintor galdense, cuyo expresionismo está vinculado permanentemente con sus gustos por lo popular, la reelaboración que hace en sus cuadros de las costumbres, los mitos y el folclore insular. La revalorización de los elementos del primitivo arte autóctono propugnado por los pintores y escultores de la Escuela Lujan Pérez como Felo Monzón, Jesús Arencibia, Jorge Oramas o Plácido Fleitas, le descubrieron al artista Antonio Padrón el sorprendente universo pictórico que ofrecía la isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.