El Cabildo pide precaución por las precipitaciones que comenzaron esta madrugada en diversos puntos de la Isla ya que la tormenta de la pasada madrugada ha dejado el territorio sin su capacidad de absorción y existe el peligro incluso de deslizamientos de laderas o incluso algún socavón.

El desprendimiento en la GC-200 se produjo en el punto kilométrico 30, pero además ha tenido que ser cerrada la carretera a Moya desde el Pagador, lo vehículos deben utilizar la de Cabo Verde, está afectado el carril derecho de la GC-1 hacia el túnel Adolfo Cañas, cerrada igualmente la salida del Julio Luengo hacia Pío XII, así como la salida GC-2 sentido norte desde la Plaza de América.

El Cabildo alerta de que en las próximas horas se pueden suceder las incidencias en carriles y vías e informará a través de su perfil de Twitter de estas afecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.