Esta decisión sitúa ya a Gran Canaria “entre los sitios de más interés científico, divulgativo y patrimonial del planeta”, aseguró Ruiz.

Para el consejero, la inclusión de estos enclaves en la Lista Indicativa Española supone ya una oportunidad excepcional para poner en valor una zona poco conocida de la isla pero con gran potencial turístico, cultural y etnográfico.

Ruiz abogó además por aprovechar este hito para divulgar una característica excepcional de Gran Canaria, como es el uso de las cuevas con fines habitacionales (trogloditismo), una singularidad que, dijo, “hay que poner en valor para que la isla sea conocida en todos lados”.

El conjunto de cuevas y sitios arqueológicos de Risco Caído constituye, por la importancia astronómica, ceremonial y simbólica que al parecer le otorgaban los antiguos canarios, el núcleo de un proyecto que pretende tener alcance internacional y al que se suman también los llamados paisajes sagrados de montaña de Gran Canaria.

A principios de año, la UNESCO ya lo incorporó a su Portal de Patrimonio Astronómico (www.astronomicalheritage.net), que incluye enclaves como Stonehenge (Reino Unido), Jantar Mantar (India) o Lascaux (Francia), expresiones únicas del patrimonio cultural y científico mundial.

El portal tiene como objetivo incentivar y ayudar a los estados a identificar posibles sitios astronómicos o arqueoastronómicos para su inclusión en sus listas indicativas nacionales y apoyar posibles candidaturas a la Lista del Patrimonio Mundial, un objetivo que está hoy algo más cerca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.