Al término de la reunión, Román Rodríguez dio cuenta de las decisiones adoptadas por el máximo órgano entre congresos. El líder de los nacionalistas progresistas de las islas aseguró que la decisión de NC se sustenta en la convicción de que son unas elecciones de “cambio tras un Gobierno del PP que ha maltratado a Canarias, como nunca antes en la historia democrática, tolerante con la corrupción, muy conservador, autoritario y censor de los derechos y las libertades de la mayoría” de los ciudadanos de Canarias y del resto del Estado español.

El acuerdo de NC y el PSOE se concretará en una coalición electoral que se legalizará tras la convocatoria oficial de los comicios ante la Junta Electoral correspondiente, según explicó Rodríguez. Una alianza para “el cambio político y el progreso de Canarias”, continuó, dotado de un programa, unas normas de funcionamiento y con responsabilidades compartidas.

“Desde la autonomía” de cada una de las dos formaciones políticas, “nos comprometemos al programa”, que será presentado mañana domingo públicamente. Unos compromisos políticos que contienen “todos los objetivos fijados y defendidos” por NC en estos cuatro años de legislatura en el Congreso de los Diputados. Entre ellos, el anclaje constitucional del REF, la reforma de la financiación autonómica que sufraga la sanidad, la educación y los servicios sociales, y el cumplimiento de los aspectos económicos del REF en los presupuestos estatales, como el convenio de carreteras, el plan de empleo, las infraestructuras turísticas y las educativas, entre las principales.

Desde el punto de vista estatal, NC y PSOE comparten, entre otros, la necesidad de derogar leyes como la educativa, la reforma laboral, la ley mordaza y la del Tribunal Constitucional, la apuesta por las energías renovables y contra la fractura hidráulica, la recuperación de la universalidad de la sanidad y la modificación de la ley de régimen local que limita la autonomía municipal.

Tras el 20D, NC es “muy probable”, según Rodríguez, que se integre en el grupo Mixto y, a través de una comisión de seguimiento, los representantes de los nacionalistas en el Congreso y en el Senado se coordinarán con el grupo parlamentario socialista en las Cortes Generales. Este órgano de trabajo servirá para analizar el cumplimiento de los compromisos programáticos y para dialogar todos aquellos asuntos que no estén acordados”, tal y como explicó.

Román Rodríguez vaticinó que la coalición electoral de NC y el PSOE ganará a la “derecha del PP y al insularismo conservador de CC” en las dos circunscripciones a la Cámara baja y será la primera fuerza para el Senado en cinco de las siete islas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.