Así lo expuso hoy el presidente insular, Antonio Morales, junto a los alcaldes de Agüimes, Óscar Hernández, y de Moya, Hipólito Suárez, designados por sus compañeros para hablar en nombre de los primeros ediles de Gran Canaria tras la Asamblea en la que también decidieron demandar conocer la cuantía que corresponderá a la Isla.

“Ninguno de los alcaldes que hoy hemos aprobado esta propuesta estamos dirigidos por ninguna propuesta política ni presidente de Cabildo, estamos representando y defendiendo a estos 20 municipios de Gran Canaria”, subrayó Suárez, quien hizo esta aclaración porque “parece que el enfrentamiento es solo del Cabildo con el Gobierno de Canarias y no es cierto”.

De este modo, prosiguió, lo que los alcaldes volvieron a defender, dijo, “lo defendido desde el minuto 1, sin cambiar ni una coma con respecto al acuerdo de la primera reunión” en la que fue respaldada la tesis insular de un reparto según los criterios del REF.

A este respecto, Óscar Hernández recordó que la Federación de Municipios de Canarias, que representa a los 88 ayuntamientos del Archipiélago, ha respaldado desde sus órganos la postura de que las corporaciones locales son cotitulares de estos recursos, por lo que “no tiene sentido” que tras años dando ese tratamiento al primer 50 por ciento que se logró no devolver al Estado, ahora se cambie el criterio y el Ejecutivo se arrogue la titularidad.

Los servicios jurídicos de las corporaciones trabajan, en cualquier caso, para avalar jurídicamente esta postura, máxime cuando, en última instancia, el Cabildo y las corporaciones no descartan usar los medios al alcance y acudir a los tribunales para impedir que Gran Canaria y Tenerife sean perjudicadas, afirmó Morales.

El presidente insular, quien agradeció la firmeza del municipalismo expresada en la Asamblea, agregó que, de insistir el Ejecutivo en sacar estos fondos del REF, habría que volver al bloque de financiación anterior, en el que a ayuntamientos y cabildos correspondía una cuantía mayor porque se renunció a una parte para que el Gobierno pudiera hacer frente a la devolución del ITE, que ahora decide emplear según sus propios criterios.

Hipólito Suárez negó asimismo que se trate de una postura por partidos, en referencia a Coalición Canaria, puesto que esta formación también ha respaldado un reparto según los criterios del REF en los diversos órganos de la Fecam, incluso en aquellos con mayoría de CC y PSOE, como es el Comité Ejecutivo.

Por todo ello, sostuvo Morales, y porque las decisiones del destino del IGTE las deben tomar las corporaciones de Gran Canaria, el presidente concluyó que los fondos del IGTE deben ser distribuidos según un criterio justo y consensuado como el del REF – con el 87,5 por población y el resto por territorio y solidaridad-, y conocer la cuantía definitiva que tendrá la Isla para determinar en consenso con los alcaldes a qué proyectos se destinarán.

Dado que se trata de una tesis defendida no solo por el Cabildo, los municipios de Gran Canaria, diputados regionales, sindicatos y patronales, sino por los alcaldes de Tenerife y los de todas Canarias en el marco de la Fecam, consideró que “ya está bien de ese empecinamiento que cuenta con tanto rechazo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.