Es trata de una escultura de arte efímero, realizada en 2003, por el artista Thomas Mehrländer, con motivo de la celebración del Día de la Primavera, elaborada en madera de pino de poca calidad y esculpida con una motosierra. Las inclemencias del tiempo y las características de la obra han provocado su deterioro, por lo que era necesario una actuación para mejorar su conservación y garantizar la seguridad de los ciudadanos.

El Consistorio capitalino ha procedido a limpiar la escultura y a reforzar la base en donde se asienta esta obra que alcanza los 2,5 metros de altura, a fin de trasladarla a su ubicación actual, en el lateral de la fachada principal del Museo municipal donde parece incitar a contemplar el entorno natural y arquitectónico, así como invitar a los ciudadanos a disfrutar de las obras de arte expuestas en el Museo.

Anteriormente, esta obra efímera estaba ubicada en la parte baja del Parque Municipal de Arucas, en una zona muy transitada tanto por adultos como por menores, por lo que dado que podía suponer un peligro para los usuarios del Parque debido a su estado, se decidió reforzar su estructura y trasladarla a su nueva ubicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.