El objetivo de esta actuación es la de cambiar la instalación de saneamiento en una zona donde provoca “muchos problemas”, explica la concejal Naira Navarro, y antes de que “procedamos al asfaltado de estas vías que se hará próximamente”.

La edil quiere pedir disculpas a los vecinos y vecinas de estas dos vías por las molestias que le puedan causar los obligados y puntuales cortes de agua y tráfico que se están haciendo. “Es totalmente necesario que cortemos durante períodos cortos de tiempo el agua y reorganicemos puntualmente el tráfico, para la buena ejecución de la obra”, añade.

La empresa concesionaria de la obra “trabaja intensamente” para acortar “lo más posible” los tiempos de cortes de agua y tráfico, así como finalizar la obra en el plazo previsto. “Se está trabajando para terminar antes del 24 de diciembre”, señala la edil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.