En representación del Voluntariado de La Caixa estuvieron presentes, el presidente M.Ángel Cárdenes, el Vicepresidente Javier Padrón y la vocal Silvia Ramírez.
En representación de Plascan, Francisco Ruiz (gerente).

En representación de Martínez Cano, Ángel Medina (gerente en la Provincia de Las Palmas).

En representación de la Asociación Iraitza Tapones Solidarios, Jessica Benítez (presidenta).

El Programa de Voluntarios de “la Caixa”, es un proyecto que desea incentivar el potencial de la acción voluntaria del equipo humano de la entidad y que empieza a dar sus primeros pasos en el año 2005.
En la provincia de Las Palmas, son 141 personas voluntarias que canalizan sus inquietudes de una manera organizada, haciendo visible el valor de solidaridad y cooperación.

En momentos como el actual, donde los problemas sociales se han agudizado como consecuencia de la crisis económica, el compromiso del voluntariado corporativo tiene aún más un valor añadido y ese ha sido el empeño del voluntariado de AVEC Las Palmas en los 10 años de acción voluntaria desde su constitución.

Plascan, es la empresa, que en conjunto con Martínez Cano llevan un convenio de colaboración con la Asociación Iraitza Tapones Solidarios y hacen posible esta ayuda que se viene realizando desde hace tres años y que ha permitido y permite ayudar a muchas personas con discapacidad en todas las islas a través de la recogida de tapones plásticos, asumiendo directamente el pago de las necesidades presentadas a dicha asociación.

El voluntariado llevará a cabo una campaña interna (haciendo un llamamiento a todos los empleados de las oficinas de la Caixa) de recogida de tapones solidarios, donde el personal voluntario ayudará a incentivar la campaña (asignada por la Asociación Iraitza).

La campaña elegida ha sido la de Sarayen Sosa, mujer de 37 años de edad, de Las Palmas, que padece paraplejia y precisa de una silla de ruedas adaptada para poder ser independiente en su día a día, lo que le permitiría mejorar su calidad de vida.

Sarayen sin esa silla por la que lucha, tiene que depender de alguien a su lado para poder moverse.

Según nos comentaba la propia Sarayen, ” Con la silla que tengo no puedo salir sola a ningún lado, siempre acompañada por otra persona, la silla nueva me me daría más independencia y autonomía no tendría que ir siempre acompañada”.
Son necesarios 12.500kg de tapones solidarios para conseguirla.

Desde la Asociación Iraitza agradecemos una vez más vuestra colaboración, y hacemos un llamamiento para que entre todos podamos conseguir cubrir esta necesidad lo antes posible.

A través de tapones solidarios y/o donativos en la cuenta de la Asociación Iraitza Tapones Solidarios (de La Caixa) ES67 2100 1502 5302 0104 9816, con el concepto “DONATIVO SARAYEN SOSA”.

Gracias por vuestra ayuda, entre todos podemos conseguir que Sarayen consiga algo necesario, UNA SILLA QUE LE DARA VIDA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.