“Los talleres ofrecen a sus participantes una alternativa de ocio y cultura”, explicó el consejero insular de Cultura, Carlos Ruiz, quien subraya el éxito de estas actividades entre las familias grancanarias.

Con el título “Cuenta que cuenta en Cueva Pintada”, la actividad se dirige a pequeños de 4 a 12 años, a los que el departamento educativo del museo narra las aventuras en diferentes rincones del poblado de sus entrañables Arminda y Fernandillo para, posteriormente, hacer que los niños dejen volar su imaginación recreando esas escenas con diversos materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.