Los/as encargados/as de realizar estos trabajos han sido los/as trabajadores/as contratados/as en el municipio dentro del Plan de Garantía Juvenil del Cabildo de Gran Canaria, junto a personal dependiente del propio Ayuntamiento.

Para el concejal de Vías y Obras, Carlos Álamo, esta tarea era de las prioridades que manejaba su concejalía porque consideran fundamental la seguridad de los/as vecinos/as y cuantas otras personas circulan a diario por esta carretera. Existía además, indicó el edil, un informe de la Policía Local que instaba a buscar una solución urgente a la situación encontrada, a la que consideró como un “punto negro”, que se ha podido solventar, procurando además que las labores llevadas a cabo se efectuaran evitando las menores molestias posibles al habitual desenvolvimiento en esta vía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.