El Gobierno municipal tiene previsto llevar a cabo en los próximos 4 años la renovación del alumbrado sustituyendo el sistema tradicional de alumbrado público por instalaciones más eficientes basadas en tecnología LED. Aunque el proceso de sustitución requiera una gran inversión, el retorno de los beneficios comenzará a producirse ya en los primeros meses gracias al ahorro que se consigue. Menor consumo eléctrico (hasta un 80% menos) y menos costes de mantenimiento (la reducción puede llegar al 99%). Además, el uso de lámparas LED contribuye a reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, convirtiendo Teror en un entorno más agradable y que cumpliría con los objetivos del Pacto de los Alcaldes de la Unión Europea, al que se sumó Teror el pasado mes de enero.

Por otra parte, el viceconsejero de Industria propuso al Gobierno municipal la inclusión de la empresa municipal Aguas de Teror en proyectos de ahorro energético que podrían ser financiados a través de vías de subvención por parte de la administración pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.