El Cabildo no solo ha cumplido así el compromiso con la Unión Europea de haber liberado en Gran Canaria al menos 120 ejemplares de esta especie endémica en el ecuador del proyecto, sino que ya son 143 ejemplares los soltados, por lo que los técnicos calculan que se doblará esta cifra al finalizar los cuatro años de ejecución en diciembre de 2017.

Dos de las siete aves liberadas llevan transmisores VHF para su teledetección y posterior seguimiento en campo, al igual que otros 4 ejemplares que ya lo tienen incorporado de sueltas anteriores. La información obtenida en este seguimiento electrónico permite establecer cuáles son las áreas principales en las que se asienta la especie, lo que facilita a los técnicos el desarrollo de las actuaciones encaminadas al restablecimiento de los hábitats naturales de la rabiche.

El proyecto también lleva aparejada la plantación de cerca de medio millón de árboles de laurisilva. Desde noviembre de 2013 se han plantado con un éxito del 70 por ciento más de 140.000 nuevos árboles para recomponer parte de lo que antaño fuera la Selva de Doramas. Las previsiones incluyen la plantación de otros 140.000 entre 2016 y 2017.

El emplazamiento de la suelta es propiedad de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, que ha colaborado activamente con el proyecto cediendo terrenos para las liberaciones. La Finca de las Tabaibas es un lugar idóneo porque se encuentra en el centro del Parque de Doramas, lo que permite que las palomas liberadas puedan encontrar hábitats adecuados con cierta facilidad. Esto ha ayudado a que la población de aves liberadas se asiente en el territorio e, incluso, que desde 2014 se hayan detectado aproximadamente unos 30 ejemplares nacidos en libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.