Concretamente, explica, en los meses de marzo y noviembre de 2012 se llevaron a cabo las primeras abatidas de estos animales en la Reserva Natural Integral de Inagua, con el resultado de 71 ejemplares abatidos y un coste total de 17.600 euros.

Por este motivo, para Brito resulta “paradójico que el señor Felipe Afonso califique de salvaje e inhumana ahora una medida que inició el PP en el pasado mandato y cree que “o bien desconoce lo que hizo su propio partido o bien lo conoce y lo obvia, pretendiendo engañar y confundir a la gente”.

A su juicio, Felipe Afonso tiene que “explicar a la opinión pública su cambio de opinión respecto a los métodos de control de cabras asilvestradas o bien dejar de hacer populismo electoralista”.

El también vicepresidente segundo recordó que la oposición también cobra del erario público, por lo que “es exigible que haga una labor seria y responsable, cosa que por el momento no se está viendo en el portavoz del principal grupo de la oposición en el Cabildo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.