El municipio de La Aldea de San Nicolás ha vivido esta mañana un día histórico. Un momento esperado durante décadas y por generaciones de aldeanos después de 90 años de discurrir por una carretera que era un auténtico peligro y tras casi cinco años de retraso sobre la fecha de apertura prevista. Todos esos recuerdos son en parte historia desde hoy con la apertura del primer tramo entre El Risco y La Aldea, que evita el trántiso por el trazado sinuoso del Andén Verde.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo y el presidente del Cabildo, Antonio Morales asistieron este viernes a la puesta en servicio de un nuevo tramo de la carretera de La Aldea, que ahorra 20 minutos de recorrido y elimina el peligro de desprendimientos del antiguo trazado.

El presidente del Gobierno de Canarias reiteró, durante la apertura de la nueva vía, el compromiso del Ejecutivo con esta infraestructura y pidió colaboración a todos los estamentos públicos para “ahora, en un momento económico diferente, darle un impulso definitivo a una obra tan demandada por la ciudadanía”. “Queda la segunda fase, que necesita una inversión de entre 180 y 190 millones de euros, para atender de forma definitiva las demandas de los aldeanos y aldeanas”.

Se pone en marcha desde hoy el túnel más largo de Canarias, calificado por los técnicos como el más seguro de España, mientras que a lo largo del verano estarán terminados los tres kilómetros restantes para completar la primera fase.

El nuevo tramo puesto este viernes en servicio corresponde a los primeros 7 kilómetros de la nueva vía que discurre entre El Risco y Andén Verde, el consejero de Obras Públicas y Transportes afirmó, “con esta apertura se termina con el aislamiento por el norte del municipio de La Aldea, después de que el pasado mes de noviembre se procediese al cierre de la antigua carretera, la GC-200”.

Nuevo tramo puesto en servicio

El tramo que discurre entre El Risco hasta el enlace del mirador del Andén Verde ha requerido una inversión de 89 millones de euros y abarca 7 kilómetros con una velocidad máxima permitida de 80 km/h. Cuenta con un túnel bidireccional de 3.170 metros de longitud, el más largo de Canarias y certificado como el más seguro de España, entre los puntos kilométricos 6+260 y 9+450. Tiene la tipología de doble tubo unidireccional para enlazar con las dos calzadas separadas de dos carriles por sentido. Además, cuenta con siete galerías de conexión entre tubos, situadas cada 400 metros.

La plataforma del túnel consta, para cada tubo, de dos carriles de 3,5 metros de ancho, un arcén de 1,5 metros de ancho en el lado del carril lento y 1 metro en el lado del carril rápido, y dos aceras de 0,75 metros de anchura mínima. Todo ello hace una anchura total de la plataforma de 11 metros.

En cuanto a equipamientos de seguridad, los túneles disponen de un sistema de alumbrado cenital mediante proyectores tipo LED, de mayor eficiencia energética y menor coste de explotación. El sistema de ventilación es longitudinal mediante ventiladores de chorro. Existe un sistema de control de tráfico para regular el flujo de vehículos que circulan a través del túnel, además del sistema de detección y extinción de incendios, sistemas de postes SOS, sistema de circuito cerrado de Televisión, sistema de megafonía y radiocomunicaciones, además de un sistema de control local y comunicaciones, suministro eléctrico de red y grupos electrógenos de emergencia.

Del tramo pendiente de 3 kilómetros, están terminadas las explanaciones y se ha asfaltado ya el 30%de la vía. A falta de terminar el drenaje longitudinal, las barreras, la señalización y la ejecución de la glorieta de la entrada a La Aldea. Se estima que este tramo se abrirá al tráfico en los próximos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.