A las 5 de la mañana del pasado sábado, estaban, a excepción del regional y prebenjamin, la totalidad de categorías del club subidos a tres guaguas que les acercaría a el aeropuerto de Gran Canaria, donde se disponían a coger los respectivos aviones para volar a las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

Algo más de 150 personas, entre jugadores, entrenadores, directivos, colaboradores y padres y madres, que distribuidos en tres grupos, componían la expedición.

La mañana empezaba para los más pequeños con mucho nerviosismo. Como si fueran profesionales, así se debieron sentir algunos, cuando les dijeron que subirían a un avión para jugar un partido de fútbol en las islas de Lanzarote o Fuerteventura.

Las Categorías Cadete y Benjamín “A” que formaban uno de los grupos, viajaron a Lanzarote, donde les acogía el Club Deportivo Puerto del Carmen, que les había invitado a participar en un torneo.

Los otros dos grupos viajaron a Fuerteventura. El juvenil disputó un partido frente al CD Herbania categoría preferente, y el resto de las categorías lo hicieron ante el CD 35600.

La realidad es que el fútbol sirvió una vez más para compartir una experiencia que  muchos recordarán toda la vida. Un día entero con compañeros y amigos que habría sido difícil en otras circunstancias. Disfrutaron juntos de las comidas en los diferentes restaurantes y cafeterías, y disfrutaron la tarde de playas, unos en el Charco de San Ginés, los de Lanzarote y Otros en Caleta de Fuste, los de Fuerteventura.

Una aventura para el recuerdo de pequeños, jóvenes y adultos. Ese fue el propósito de este club y de ello nos orgullecemos los que formamos esta familia, el Cruz de Barrial Balompié.

El presidente y toda su junta directiva agradece al CD Herbania, CD 35600 y al CD Puerto del Carmen por el trato dispensado a jugadores, familiares, colaboradores y directivos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.