Después de dos partidos consecutivos a domicilio saldados con éxito el Gáldar vuelve a Sardina a refrendar esta racha de buenos resultados y a consolidarse en la parte alta de la clasificación.

Las sensaciones no pueden ser mejores y el equipo está abordando la parte decisiva de la liga regular con la confianza que da el trabajo bien hecho y la mejora en el juego desplegado. Hechos estos que se reflejan en el ascenso en la tabla clasificatoria y en la circunstancia de ser en la actualidad el equipo máximo goleador de la categoría.

Por todo ello se espera este viernes un buen encuentro contra un rival que, aún encontrándose en la parte baja de la clasificación, no deja de ser peligroso ya que vienen de obtener una victoria ante el Artenara y que ha vendido muy cara sus últimas derrotas a domicilio ante rivales potentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.