Noche fría y ventosa para disputar el último partido como local en la liga regular. Contagiados por la meteorología salieron los galdenses que, si bien no pasaron apuros en su área, tampoco consiguieron imprimir el ritmo necesario para generar ocasiones de gol. Contadas aproximaciones a la portería rival durante la primera mitad hasta que, en la última de ellas, lograron adelantarse en el marcador con un remate a la salida de un córner.

Tras el descanso, y ayudados por un gol tempranero, al Gáldar pudo desplegar su buen juego de combinación con continuas llegadas al área visitante, aunque sin reflejo en el marcador final.

En definitiva, nuevo triunfo para seguir completando una segunda vuelta impresionante que han colocado al equipo del noroeste en la tercera posición. Solo resta un encuentro para finalizar la liga y conocer el rival de la promoción de ascenso a la que llega el Gáldar con la preparación e ilusión por todo lo alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.