En la mañana de hoy se ha celebrado una reunión de trabajo entre el Delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, y la Mancomunidad de Ayuntamientos del Norte de Gran Canaria para analizar la situación de los vertidos ilegales de residuos en la Comarca Norte de Gran Canaria, el inicio de la campaña de prevención de incendios en el Norte de Gran Canaria, la situación de la seguridad de la Comarca, con especial relevancia a la coordinación de las administraciones públicas en la prevención de las medidas adoptadas contra el Covid2019 y el cierre del Centro de Atención e Información de (CAISS), ubicado en la ciudad de Arucas. Situación que afecta a varios municipios de la Comarca Norte.

El Presidente de la Mancomunidad, Tomás Pérez, ha señalado el agradecimiento de los municipios norteños a los cuerpos y seguridad del estado en la colaboración durante los difíciles meses de la pandemia causada por el Covid2019 y durante los graves incendios acaecidos desde el verano pasado en la Comarca. Además, señaló la importancia de la coordinación necesaria para que durante los próximos meses se persiga de manera conjunta el incumplimiento de la normativa que regula la convivencia ciudadana dentro de las normas que garantizan las medidas de distanciamiento social para garantizar la prevención del Covid2019.

Por otro, los alcaldes norteños, han destacado el aumento significativo de los vertidos ilegales de residuos durante el período de confinamiento que ha provocado la proliferación de nuevos puntos de vertidos de residuos, afectado gravemente a espacios naturales protegidos. Por este motivo, tanto la delegación del Gobierno,  como el Cabildo de Gran Canaria, han señalado la importancia de adoptar medidas de formación y educación preventivas, pero sin olvidar la vigilancia y sanción de las personas o empresas que de manera irresponsable e ilegal vierten sus residuos en espacios públicos. En este sentido se va a solicitar la instalación de cámaras de vigilancia en espacios públicos que posibiliten el control de vertidos ilegales, además de la preceptiva autorización por parte de la delegación de gobierno a la realización de actividades de control con parte de la policía local de paisano, para lo cual se van a realizar las oportunas consultas jurídicas. 

Por otra parte, los representantes municipales  han señalado la necesidad del incremento de los agente de la Guardia Civil destinados a la Comarca para que puedan realizar las funciones de prevención en la seguridad ciudadana, además de suplir la escasez de efectivos de policía local.

Por último, el Delegado del Gobierno informó que respecto al cierre temporal del CAISS de Arucas, se está trabajando conjuntamente con el Ayuntamiento de Arucas en buscar una sede alternativa que permita el cumplimiento de la seguridad e higiene de los trabajadores para poder realizar su reapertura.

A la reunión han asistido además de los representantes municipales, la jefa de servicio de residuos del Cabildo de Gran Canaria, Elisa Monzón, el coronel de la Guardia Civil, Vicente Roig y la Jefa de la Unidad de Protección Civil, Rita Domínguez. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.