El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha inaugurado hoy el nuevo Mercado Agrícola Comarcal de Santa María de Guía, con el que, como ha afirmado, “confirmamos una vez más que, cuando hablamos de ecoisla, de verdad apoyamos y confiamos en el sector primario, en nuestras y nuestros agricultores, en nuestras y nuestros agricultores”, ya que, con esta nueva infraestructura “abrimos una puerta al desarrollo social, económico y sostenible de Guía, de la Comarca Norte y de Gran Canaria, especialmente para ese sector primario”.

En este sentido, ha remarcado que, en este momento de dificultades que vive el sector, “queremos que el Mercado Agrícola de Guía sea un espacio de comercialización de nuestros productos de gran calidad, que atraiga a miles de grancanarios y grancanarias y de visitantes, que se acerquen a nuestras producciones de cercanías. Además”, ha añadido, “porque es absolutamente necesario para la protección de nuestro territorio y nuestro paisaje, y para luchar contra el calentamiento global, puesto que la huella ecológica es menor; porque genera empleo local y porque es lo que nos han legado nuestros antepasados”.

Morales ha subrayado que los 7,6 millones euros que ha aportado la Corporación Insular a este proyecto, que supone más del 85% del total ejecutado, “puede ser la inversión productiva de mayor trascendencia de la última década en este municipio”. Una iniciativa que ha atravesado etapas de problemas e incertidumbres, pero que se ha conseguido “gracias a la colaboración estrecha del Ayuntamiento de Guía, las y los ganaderos, las y los agricultores, y el propio Cabildo de Gran Canaria, a la que se ha sumado la apuesta firme de la Mancomunidad, que tiene muy claro el objetivo que les une por el desarrollo del Norte de Gran Canaria”, ha aseverado.

“Confiamos plenamente en las posibilidades del Norte de nuestra Isla y el Cabildo va a seguir trabajando junto a ustedes”, ha asegurado a los presentes en el acto, “porque no hay dificultades que nos detengan para lograr las infraestructuras y los equipamientos necesarios para la reactivación económica de Gran Canaria”.

Por su parte, Pedro Rodríguez, alcalde de Santa María de Guía, ha recordado “el duro camino de 11 años” que se ha seguido hasta la culminación de este proyecto y cómo la crisis económica fue frenando su ejecución hasta que, finalmente, ha podido ser culminado.

Un logro en el que el primer edil ha atribuido un papel esencial al Cabildo. “Sin el apoyo y el compromiso absoluto de nuestro Presidente del Cabildo, este Mercado no sería posible”, ha señalado. “Desde el primer momento lo vio claro y se comprometió a financiar la décima y última fase que nos quedaba del proyecto con 2’5 millones de euros, que convierten el Cabildo de Gran Canaria en la institución que casi ha aportado toda la financiación para la construcción de esta obra”, que esperamos convertir en un verdadero escaparate de las excelencias del Norte de Gran Canaria, una puerta de entrada para dar a conocer la riqueza y singularidad de esta zona de la Isla y atraer hasta aquí al mayor número de personas posible, generando riqueza y empleo para nuestra gente”, ha concluido”.

De igual modo, Jesús Díaz, alcalde de Artenara y presidente de la Mancomunidad del Norte de Gran Canaria, ha calificado el día como “una jornada de celebración”, por la apertura de este mercado, “con la que se cumple uno de los objetivos que se marcó nuestra comarca al emprender medidas destinadas a la dinamización y promoción económica de nuestros municipios”. Una muestra de que, ha manifestado, “la cooperación interinstitucional posibilita iniciativas que se convierten en ejes de la reactivación de la Comarca y que posibilitan la creación de empleo y el apoyo al sector primario, tan fundamental para nosotros”.

El Mercado cuenta con los primeros 30 puestos de venta directa de productos locales de frutas y verduras, pan, repostería artesanal, flores, carnicería, pescadería, productos ecológicos, miel, mermeladas, plantas aromáticas y de Queso de Guía y Vino de Gran Canaria, ambos con denominación de origen.

El inmueble se estructura con base en el antiguo estanque que existe en el lugar, tiene una superficie construida de casi 8.000 metros cuadrados y está distribuido en cuatro plantas: un sótano, para las cámaras frigoríficas; un semisótano, con 70 aparcamientos y una zona de carga y descarga; la primera planta, con los puestos de venta directa, cafetería y restaurante; y la segunda, donde irán los puestos dedicados al gastromercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.