El futuro parque urbano de la calle Delgado ya tiene diseño. La propuesta presentada por el arquitecto Samuel de Wilde Calero, ha sido la ganadora del proceso participativo promovido por el Ayuntamiento de Gáldar al que se presentaron 11 proyectos técnicos, logrando el primer premio dotado con un importe de 6.000 euros. Un concurso que pretendía lograr el mejor diseño arquitectónico y técnico para ubicar en el antiguo estanque de canales y minas, ubicado en la calle Delgado en una parcela de 5.515 metros cuadrados de superficie el futuro parque urbano de este municipio, con aparcamiento y dotaciones anexas

El jurado técnico valoró de la propuesta ganadora la articulación con el barrio de La Montaña mediante la creación de un edificio-plaza, mirador sobre la Vega de Gáldar, así como la resolución de un gran espacio libre polivalente con capacidad para la celebración de eventos culturales de gran afluencia de público. Todo ello desde un lenguaje contemporáneo que, en contraste con los muros del antiguo depósito, realza el valor etnográfico del mismo.

Nace así una propuesta que aspira a convertirse en un referente arquitectónico, no solo en la comarca Norte de la isla, sino en todo el archipiélago. Inspirado en los poemas de “El Hacedor”, de Jorge Luis Borges, y en el propio barrio de La Montaña, “un lugar que busca su sitio a través del agua y la Virgen de Fátima”, el arquitecto desarrolla un diseño que se articula como un nexo de unión entre la zona baja de la ciudad y La Montaña y que busca el objetivo primigenio del estanque: dar vida a su entorno, primero como almacenamiento de agua para la agricultura y a partir de ahora como fuente de vida y motor social. “Bajar por La Montaña, parar y seguir su curso. O venir del centro, subir, parar y volver a la rutina. Tal y como Jorge Luis Borges compara el río con el tiempo y la movilidad”, asegura el arquitecto en su exposición.

Un diseño arquitectónico que a la vez aspira a ser un espacio de aprendizaje de las diferentes etapas del cultivo en la Vega de Gáldar. Desde la caña de azúcar a la cochinilla, y desde el tomate al plátano, todo ello con el argumento del agua en su recorrido.

Desde la gran plaza superior con una lámina de agua, el líquido elemento recorrerá todo el parque a través de canales que hacen que todo fluya y crezca hasta la parte baja en otra gran lámina de agua, para volver, completando su ciclo, hasta la parte superior utilizando energías alternativas.

Es precisamente esta parte superior del parque el elemento central del mismo, lo suficientemente alto como para servir de espacio público al barrio, lo suficientemente bajo para ser accesible desde el centro. Esta plaza, ubicada al mismo borde de los muros del estanque, lo recuerda lleno de agua, lleno de vida, con parque infantil y actividades para los más pequeños y, como si fuera un nenúfar posado sobre el agua, parece flotar creando un horizonte continuo con la vista de la Vega de Gáldar de fondo.

Desde este punto se suceden diferentes tránsitos, descendiendo lentamente hacia el fondo del estanque en un recorrido en el que se disponen estancias, zonas verdes, zonas de sombra y un parque longitudinal fácilmente accesible. Bajo la plaza principal se ubicará un centro cívico con salas de conferencia, aulas, oficinas y servicios. Continuando el descenso por la rampa, con suelo totalmente ajardinado, se llega a la planta nivel escenario, que a unos metros de altura sobre la planta nivel parque permitirá la celebración de eventos y conciertos con capacidad de hasta 3.000 personas.

Una vez en el fondo del estanque, la cinta termina su recorrido en un gran espacio libre de 2.030 metros cuadrados, que se articula como un gran espacio libre con árboles de gran porte.

El recinto contará además con una cafetería restaurante y un aparcamiento con capacidad para 120 vehículos. El proyecto en su conjunto está valorado en 1.544.240 euros y será realizado con los 5 millones de euros logrados por el Ayuntamiento de Gáldar de la Unión Europea para ejecutar el proyecto EDUSI, que contempla diferentes actuaciones por todo el municipio.

La propuesta presentada por Tim Arquitectos logró el segundo premio del concurso, dotado con 3.000 euros, mientras que el proyecto presentado por José Tomás Millán, el tercer premio, dotado con 1.000 euros. Fue seleccionado, así mismo, un premio áccesit, sin dotación económica, que recayó en el proyecto “Liquid”, presentado por Jorge A. Ramos Pérez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.