El jardín, las salas del museo y el estudio del pintor de la Casa-Museo Antonio Padrón. Centro de Arte Indigenista, en Gáldar, adquieren nueva vida con la exposición ‘Rapsodia en cactus menor’, una propuesta del artista Jorge Rodríguez de Rivera donde una serie de collages a partir de fotografías de los diferentes espacios museísticos permiten que éstos sean habitados por personajes de épocas pasadas extraídos de catálogos de subastas de arte en París y la Península.

“Hago una puesta en escena con personajes antiguos, del siglo XIX o anteriores”, especifica Rodríguez de Rivera, primer premio de Artcolle del 21º Salón Internacional de Arte del Collage Contemporáneao de París y autor de un proyecto exclusivo para esta casa-museo el Cabildo que se inaugura este viernes, 3 de noviembre, a las 20.00 horas.

La ‘reinvención’ del museo a través de los distintos collages permite al público contemplar a personajes decimonónicos o dieciochescos contemplando obras de los autores indigenistas que cuelgan de las paredes; a musas jugueteando entre los pinceles de Antonio Padrón; o un jardín multicultural con máscaras y otros elementos de las más diversas procedencias.

El título de la exposición tampoco resulta gratuito. Rodríguez de Rivera, artista nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1970 y residente en París, ciudad donde también ejerce como marchante de arte, introduce un cactus en cada una de sus piezas o intervenciones. Es su sello de autor. “Lo hago desde que me fui de Canarias”, señala el creaador.

Además, la serie de collages originales que se exhiben en la Casa-Museo Antonio Padrón. Centro de Arte Indigenista incluye varias referencias musicales, un guiño al mes intensamente sonoro que se vivirá en el centro y que alcanzará su máxima expresión el 11 de noviembre con la V Edición de ‘Cuando los colores suenan’, un programa donde se interpretan piezas inspiradas en las obra de Padrón.

Javier Jiménez Quintana, autor del texto crítico que acompaña el catálogo de la exposición, apunta que “los collages de Jorge Rodríguez de Rivera nos devuelven la ilusión, incluso cuando están concebidos desde la distancia, el artificio y la ironía, de un mundo donde lo que menos interesa es la Verdad”.

Personajes que actúan como si estuvieran en la intimidad de su hogar

Jiménez agrega que “las salas del museo se convierten también por esta demiúrgica operación en escenario de la representación de personajes que actúan con un espacio público como si fuera la intimidad de sus casas”. Esta peculiar convivencia se podrá visitar hasta el próximo 26 de noviembre de martes a domingo, entre las 10.00 y las 19.00 horas.

La trayectoria artística de Jorge Rodríguez de Rivera se ha traducido en más de una quincena de exposiciones individuales en diversos espacios de Francia y España. Su producción también ha viajado a Bulgaria, la República Checa o Estados Unidos formando parte de muestras colectivas.

Además, creaciones suyas están presentes en centros e instituciones de Arte tan señaladas como el Centro Cultural Árabe Sirio de París, el Museo Carnavalet y el Instituto Cervantes de París, el Museo Diocesano de Santillana del Mar, La Fundación Mapfre Guanarteme en Gran Canaria o el Tenerife Espacio de las Artes (TEA), por citar tan sólo algunos ejemplos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.