Tras aprobarse en el pleno extraordinario del pasado martes, el proyecto redactado por la Oficina Técnica Municipal pasará los trámites necesarios para que la obra salga a licitación. El grupo de gobierno municipal BNR-NC-PSOE ha informado que espera que la obra de comienzo el próximo mes de marzo.

El Ayuntamiento de Gáldar a través de convenio con el Cabildo Insular de Gran Canaria había ejecutado las obras de Acondicionamiento de la GC-292 convirtiendo esta vía en una agradable avenida, la popularmente conocida como ‘avenida del colesterol’, donde coexiste el tráfico rodado y el peatonal en sus diferentes reservas de espacio dentro de la sección transversal.

El nuevo proyecto, en consonancia con el anterior, servirá para extender esta filosofía de homogeneización y continuidad hasta el Puente de los Tres Ojos, ejecutando un total lavado de cara que tendrá como resultado un paisaje urbano completamente nuevo para la principal travesía urbana del casco de la ciudad. De esta forma, existirá una avenida ininterrumpida entre la rotonda de Becerril, que divide Gáldar y Guía, hasta el Puente de los Tres Ojos, lo que permitirá que los peatones puedan recorrer andando todo el casco urbano de Gáldar y llegar incluso a Santa María de Guía.

El proyecto contempla también entre sus impactos la potenciación del crecimiento económico y de interrelaciones sociales, al ubicarse en pleno centro de la actividad económica de tipo comercial del municipio galdense, con una Intensidad Media de Tráfico de cerca de 25.000 vehículos, según el Estudio de Intensidad Media de Tráfico del año 2008 elaborado por la Unidad de Aforos de la Consejería de Obras Públicas, Infraestructuras y Recursos Humanos del Cabildo de Gran Canaria.

El objetivo principal del proyecto es el de crear una zona agradable en la zona comercial, tanto para el tráfico peatonal como rodado, de manera que se suprimen y se reubican aparcamientos. Dada la complejidad de la obra por la necesidad de llevar a cabo su ejecución sin afectar al tráfico de la zona, se han creado tres divisiones en secciones tramificando la vía.

Sección I

La sección I comprende el tramo que atraviesa la zona comercial de Gáldar, desde el monumento a Las Guayarminas, y termina al comienzo de la zona de paradas de guaguas. La longitud es de 120 metros y está marcada por el cambio en la regulación del tráfico.

Actualmente los giros a la izquierda están regulados por medios de una intersección ovalada que no posee las dimensiones mínimas de correcto funcionamiento según las Recomendaciones de Glorietas del Ministerio de Obras Publicas del año 1.999. Salvaguardando el óvalo se creará una mediana de 4 metros de ancho que servirá para mejorar los giros con la dotación de un carril de trenzado y viales que poseen trazados y sobreanchos que permiten realizar los giros en las mejores condiciones de seguridad y confort.

Sección II

Se trata de la sección que continua la anterior, con una longitud de 100 metros. Este sector a su vez conecta con una de las principales arterias peatonales de Gáldar, la calle Capitán Quesada, y sirve como principal punto de parada para los vehículos de transporte colectivo que pasan por el municipio de Gáldar.

La sección está condicionada, al igual que el caso anterior, por la geometría que delimitan ya las líneas de edificación aunque en este caso se tiene un hándicap añadido que no es otro que la presencia de árboles de gran porte que se deben salvaguardar de las obras. En este sentido se ha diseñado una sección capaz de dar continuidad al tramo anterior de la GC-292 y que a su vez satisfaga las necesidades de las líneas de transporte colectivo (paradas de guagua, instalación de nuevas marquesinas por parte de la Autoridad Única del Transporte y mejora de la movilidad peatonal) y mantenga la situación actual de la arboleda existente.

Para ello, se han diseñado dos carriles centrales, uno por sentido de circulación, acotados mediante dos medianas en las cuales se mantendrá la arboleda, a lo que sigue un segundo carril auxiliar y zona de aparcamientos o carril bus, según el margen. Finalmente se ha procedido a ampliar las aceras existentes en un ancho no inferior a 1,40 metros, incluyendo la colocación de marquesinas.

Sección III

Comprende el resto del tronco viario, desde la zona de entrada a la Calle Capitán Quesada hasta el final de la actuación en el Puente de los Tres Ojos, y tiene una característica singular de estrechez y viviendas a los márgenes, lo que le ha hecho tener carencias importantes en la movilidad peatonal. Hasta este proyecto, no contaba con aceras o las que existen presentan un estado deficiente.

Por otro lado, se han ordenado los aparcamientos existentes en la vía creando espacios destinados para ello al objeto de evitar estacionamientos en aceras u otro tipo de situaciones similares. Además, en la zona de parada de guaguas situada en el sentido Los Tres Ojos – Guayarminas se ha previsto la adaptación de la senda peatonal para convertirla en un itinerario adaptado de manera que los usuarios con movilidad reducida puedan circular por la zona.

El tráfico durante las obras

Dado el carácter especial de la Bajada de las Guayarminas como única vía de comunicación longitudinal de Gáldar, el proyecto ha contemplado también la necesidad de compatibilizar el desarrollo de los trabajos con el mantenimiento de la circulación de la citada vía, intentando causar una afección limitada.

Para ello, la mayoría de los trabajos se realizarán ocupando un sólo carril y permitiendo la circulación en el sentido contrario. A partir de entonces se han establecido tres fases de trabajos, que se corresponden también con las secciones anteriormente descritas.

A fin de mejorar la estética de la vía, el Ayuntamiento instalará arboleda con alcorque tipo flamboyán en las zonas designadas en el proyecto, mientras que la arboleda existente en las secciones I y III será trasplantada. En la Sección II se procederá a la poda de la arboleda de gran porte existente, que se respetará.

Las obras cuentan también con otras actuaciones complementarias. De esta forma, se ha destinado una partida presupuestaria para la ampliación de las escaleras existentes a lo largo de toda la traza y para el recrecido de los pozos y rejillas existentes. Así mismo se cuenta con dos partidas presupuestarias destinadas a la reparación de un pontón existente en el margen izquierdo de la traza y a la prestación de servicios de arqueología y etnografía durante la fase de obras.

Además, según ha informado el concejal del área de Urbanismo, Heriberto Reyes, se incluirán como mejoras al proyecto varios semáforos. En concreto, se ubicarán en los dos pasos de peatones que cruzan la vía, a la altura de Telefónica y El 99, respectivamente, y otros dos en los pasos de peatones de la parada de taxis y de entrada a la calle Capitán Quesada.

Por último, se ha estimado un plazo total de la duración de las obras de siete meses, que según el Consistorio se espera que de comienzo en marzo, una vez el proyecto sea licitado y adjudicado a la empresa encargada de su ejecución, que contará con un presupuesto total de 1.619.501,83 euros financiados por el Cabildo de Gran Canaria a cambio de la municipalización de la vía. El convenio de municipalización se espera que sea aprobado por el Cabildo en un pleno próximo, después de que fuera aprobado este martes en el pleno municipal.

Todas las imágenes del nuevo trazado urbano

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.