Por un lado, hemos conocido el informe de la auditoría llevada a cabo por el Tribunal de Cuentas en nuestro municipio y en Telde. No puede haber un contraste mayor: mientras Gáldar ejecuta el 96% de los pagos pendientes de aplicar a presupuesto, a Telde le rechazan más de 25 millones de euros por usar el dinero para pagos irregulares a empresarios, transferencias a empresas municipales e incluso para el pago de expropiaciones forzosas. Es la diferencia entre la gestión de un grupo de gobierno progresista, preocupado por el presente y el futuro de su pueblo, y la de un grupo de gobierno liderado por el Partido Popular, con una alcaldesa imputada, sumergido en una amalgama de intereses personales, amiguismos y corruptelas que tanto caracterizan últimamente al Partido Popular en toda España.

Y, por otro lado, este viernes por la tarde empezaban a sonar los tambores y el sindicato UGT lo confirmaba con una nota de prensa ya por la noche. Habían perdido el recurso presentado contra el ERE del Ayuntamiento de Gáldar, que ya había sido ratificado también en primera instancia. La Justicia ha desestimado íntegramente todas las pretensiones del sindicato y del Servicio de Empleo Estatal, confirmando una vez más que el ERE es legal, se ajusta plenamente a derecho, y que las administraciones públicas, y el Ayuntamiento de Gáldar en particular, tienen todo el derecho (y el deber, añadimos) de adecuar su plantilla a su capacidad presupuestaria.

Los ciudadanos tienen derecho a tener un Ayuntamiento saneado y a no tener que pagar más impuestos, más contribución y más deudas para mantener plantillas desorbitadas que se financiaban año tras año con más y más deuda. El Ayuntamiento de Gáldar ha dejado de ser la oficina del INEM en la que cada vez que se acercaban unas elecciones, se contrataba a todo el mundo deprisa y corriendo para cualquier cosa con tal de ganar votos. Después denunciaban, y todo el mundo fijo a cobrar del dinero público de todos los ciudadanos el resto de su vida.

Tribunal de Cuentas por un lado, Tribunal Superior de Justicia de Canarias por otro, ambos certifican que la gestión que está llevando a cabo Teodoro Sosa en el Ayuntamiento de Gáldar ha dado un giro radical, especialmente en los últimos dos años, a la situación económica del consistorio. La deuda se ha reducido ya en más de 3 millones de euros y el superávit presupuestario esperado para este ejercicio y también para el próximo ejercicio 2014 permitirá reducirla aún más.

Mientras tanto, aquí en Gáldar, al contrario de lo que ocurre donde gobierna el PP, no se han recortado servicios públicos esenciales ni se han implantado copagos o subidas desorbitadas de impuestos que ahogan aún más a las familias y a nuestra economía. Todo lo contrario: en Gáldar la Residencia Genoveva Pérez está mejor que nunca, con más servicios y menos coste para nuestros mayores gracias a su inclusión en el Plan Insular del Mayor, la Guardería Municipal ha aumentado sus plazas desde 2007, y los ciudadanos pagarán en 2014 menos impuestos: la contribución, el impuesto de circulación y el impuesto de actividades económicas serán un 5% más baratos y se podrán pagar a plazos.

¿Y qué dice la oposición a todo esto? Pues no esperen ustedes mucho porque están a por uvas. Mandando notas de prensa sobre minucias y tergiversando los datos económicos en contra de lo que certifica el Tribunal de Cuentas, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y los propios presupuestos municipales que parece que o no se leen, o lo hacen únicamente para buscar de qué manera sacar un titular impactante, con mentiras, que permita sacarlos del atolladero político en el que se encuentran después de la desbandada de sus partidos. Los ciudadanos les valorarán dentro de poco más de año y medio. Y seguro que no se equivocan.

La realidad es un hecho. Todos los datos, todas las instituciones, anuncian que Gáldar por fin sale adelante. Que este municipio, hundido durante años en una deuda millonaria, en el abandono y la mala gestión, por fin reduce sus deudas, cumple con sus pagos y se prepara para crecer como la gran ciudad que históricamente fue. Hoy sí se puede decir, después de mucho, que la primera capital de Gran Canaria, nuestra ciudad, Gáldar, por fin tiene futuro.

Julio Mateo Castillo
Director de galdaraldia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.