La sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Gáldar, liderada por su secretario general, Eduardo Mederos, ha remitido una nota de prensa este domingo informando de una indemnización “de más 600.000 euros” a la que el grupo de gobierno BNR-NC-PSOE tendría que hacer frente por la declaración judicial de nulidad de 29 despidos ejecutados en agosto de 2011, con anterioridad al Expediente de Regulación de Empleo del Consistorio.

Según se puede vislumbrar de ese comunicado, desde UGT se muestran satisfechos con esas sentencias de nulidad que significaron para los 29 empleados públicos municipales haber sido admitidos nuevamente en su momento por orden judicial para posteriormente pasar a formar parte de un Expediente de Regulación de Empleo, tal y como reclamaba el sindicato. De esta forma, los empleados afectados perdieron la indemnización de 45 días por año trabajado que les correspondía si hubiesen sido declarados despidos improcedentes con la reforma laboral anterior, y pasaron a contar únicamente con 20 días por año trabajado gracias a la reforma laboral del Gobierno del Partido Popular. A pesar de ello, el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con los trabajadores para elevar la indemnización a los 30 días por año trabajado y efectuar el pago de forma diferida mes a mes.

Los despidos llevados a cabo por el grupo de gobierno BNR-NC-PSOE en el Ayuntamiento de Gáldar se corresponden con la necesidad de ajuste presupuestario, después de que Gáldar generara más de 30 millones de euros de deuda con una plantilla de casi 600 trabajadores en 2007 con el gobierno de PP-UPG, y cuyo coste anual se elevó hasta más de 16 millones de euros.

Además, según fuentes municipales, la indemnización de la que informa UGT en su comunicado estaría inflada. El total de las indemnizaciones no suponen “más de 600.000 euros” como informa el sindicato en su comunicado, sino que son algo más de 400.000 euros que ya están previstos en el presupuesto municipal de 2014 a través de una partida que asciende a más de 359.000 euros. Porque además, al tratarse de salarios de tramitación, la indemnización se pagará de forma fraccionada a través de un convenio pactado con el INEM, que ya ha hecho efectivo el pago a los trabajadores.
Según reza en las cuentas municipales, hasta el momento la ejecución del presupuesto de personal del presente ejercicio deja un remanente de cerca de un millón de euros que también podrían ser utilizados mediante una modificación o retención de crédito para el pago de indemnizaciones sobrevenidas.

Hay que recordar que este comunicado llega pocas horas después de que se conociera que el TSJC había dictado sentencia contraria a UGT y avalando el Expediente de Regulación de Empleo del Ayuntamiento de Galdar, algo que ha tenido una importante repercusión mediática en medios autonómicos y locales.

La sección sindical de UGT valora en su comunicado el impacto económico que las indemnizaciones tendrían sobre el presupuesto y las arcas del Consistorio. Sin embargo, no explican cómo podía un Ayuntamiento de las dimensiones del galdense seguir manteniendo una plantilla de casi 600 empleados y un coste anual de más de 16 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.