Esta medida fue presentada en el parlamento canario durante la celebración del debate sobre el estado de la Nacionalidad canaria, y tenía como objetivo, por un lado, que los escolares recibieran clases de apoyo en inglés durante los meses estivales, y por otro, que aquellos menores de familias con escasos recursos económicos pudieran disponer de un desayuno digno. En el caso del municipio de Gáldar el único centro de referencia fue el CEIP Antonio Padrón, por lo que hubo que disponer de transporte para acercar a los menores desde los distintos barrios de nuestro municipio al Casco.

Este punto fue defendido por la concejala de educación, Ana Teresa Mendoza, quien expuso la situación a la que tuvo que hacer frente el Ayuntamiento para que los jóvenes pudieran asistir cada día pese a “no ser una competencia municipal”. En concreto, el coste total del transporte de los 50 menores durante los dos meses de verano ascendió a unos 6.000 euros, entre alquiler de guaguas y el uso de vehículos de servicios sociales para recoger a alumnos en las medianías, más los gastos propios del funcionamiento del centro, que han tenido que ser abonados íntegramente por el consistorio.

La portavoz socialista, Encarnación Ruiz, afirmó que ante una situación de emergencia social, todas las instituciones deben asumir su parte como lo ha hecho el Ayuntamiento de Gáldar. “No quiebran las arcas insulares por colaborar en este asunto”, sentenció. En el mismo sentido se refirió la portavoz de Coalición Canaria (CC), Sinesia Medina, quien afirmó que “nunca llueve a gusto de todos, pero la necesidad estaba ahí. El Ayuntamiento aportó su parte y es normal que se pida que se devuelva el dinero. Estamos hablando de niños”.

Por su parte, el portavoz municipal y también consejero del Partido Popular en el Cabildo de Gran Canaria, Aladino Suárez, aseguró que su grupo político en el Cabildo solo se prestó a “estudiar el tema”, no a asignar una partida económica para pagar el transporte y aseguró que si el Cabildo no ha contestado al alcalde sobre este asunto es porque “igual han pensado que no tienen por qué contestarle”. Según el portavoz popular, hay que reclamarle la cuantía al Gobierno de Canarias, no al Cabildo.

Cerró el debate el alcalde de Gáldar, Teodoro Sosa, quién mostró su sorpresa porque, según él, a los concejales del PP “le tiran más las siglas que las necesidades de los galdenses”. Para el alcalde, el PP en Gáldar ha pasado de “mentir” en un medio de comunicación diciendo que los niños galdeses no iban a tener comedores en verano, a permitir que sea el Ayuntamiento quien asuma en solitario todo el coste de una competencia que “no le pertenece”. Sosa asegura que el Cabildo se comprometió en su momento a pagar el transporte, de manera que todas las instituciones colaboraban en el programa: el Gobierno regional costeando los profesores, los Ayuntamientos los gastos derivados del uso de los centros (agua, luz, limpieza, etc.) y el Cabildo el transporte. Sin embargo, “ahora nos dicen que no”, sentenció el alcalde.

La moción fue aprobada con los 16 votos favorables de todos los grupos políticos con representación en el consistorio, BNR-NC, PSOE, CC-PNC y CCN, excepto los 3 concejales del PP, que votaron en contra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.