Sinesia Medina no ha dudado ni un segundo en lanzarse a los medios de comunicación enviando comunicados para decir que “el grupo de gobierno hace demagogia” y “levanta una polémica”, cuando la única que está levantando polémicas y haciendo demagogia es ella, de forma clarísima, y además con la gravedad de que se haga a través del uso torticero e interesado de las necesidades de los mayores de nuestro municipio.

El grupo de gobierno anuncia su intención de devolver las cuotas a los mayores residentes, que tenían que pagar cuotas muy elevadas antes de que la residencia se incluyera en el Plan del Mayor y recibiera las distintas subvenciones, pasando de 651 euros a 235 euros. Finalmente, se observa por parte del interventor que no se puede devolver con carácter retroactivo, si no que se puede reducir la cuota únicamente a partir de la entrada en vigor de la ordenanza, que no puede tener carácter retroactivo como norma emanada de la potestad normativa de las entidades locales.

Y simplemente es esa toda la polémica de la que habla Sinesia Medina. Se queja únicamente de que se haya dicho que se va a devolver con carácter retroactivo y finalmente el informe de intervención haya advertido de la imposibilidad de hacerlo. No se le ha ocurrido valorar en ningún momento una reducción tan importante que ya se aplica a los ciudadanos galdenses que reciben cuidados en la residencia y que ahora lo tendrán mucho más fácil económicamente para pasar con dignidad los últimos años de su vida.

Toda la polémica es que el grupo de gobierno, con toda la buena intención del mundo, haya querido devolver las cuotas con carácter retroactivo, el interventor haya advertido que no se puede hacer legalmente, y finalmente se use ese dinero para mejorar las instalaciones, algo que también repercutirá en los mayores. Y de ahí se hace oposición, de ahí se mandan comunicados y se intenta hacer pensar a los ciudadanos que se están haciendo las cosas fatal, cuando la residencia está ahora mejor que nunca, incluida en el Plan de Mayor, con más financiación que nunca, y con mejores servicios que nunca, gracias a la implantación del centro especializado de alzheimer. Hasta el propio consejero de Política Social del Cabildo, que no tiene sospechas de afinidad política con el grupo de gobierno galdense, lo ha certificado en su reciente visita.

Pero la altura de la oposición que tenemos en Gáldar es la que es. Y sinceramente, da pena y mucha que no tengan dos dedos de frente para pensárselo dos veces, no ver gigantes donde simplemente hay molinos, y se lancen a politizar un servicio público esencial para nuestros mayores. Sería bueno que recordara las palabras en uno de los últimos plenos de don José Juan Rodríguez (CCN), que pedía a sus propios compañeros de oposición que respetaran los asuntos de servicios sociales, por su delicada naturaleza, a la hora de hacer política con ellos. Parece que a Sinesia Medina la advertencia que llegó de entre sus propias filas le duró poco en la memoria, y poco tardó también en lanzarse al estrellato para volver a hacerlo: volver a buscarle las cuatro patas al gato, con una mezcla no se sabe si de desconocimiento o de malas intenciones, para volver a intentar dejar mal a un grupo de gobierno que lo único que ha hecho es intentar mejorar la calidad de vida de los mayores ingresados en la residencia Genoveva Pérez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.