Así se demuestra día a día en la excavación que se está desarrollando en el Parque Arqueológico Cueva Pintada, donde prácticamente a diario aparecen nuevos y sorprendentes restos aborígenes desde que el pasado mes de octubre comenzara una nueva investigación. Sin ir más lejos, estos días aparecía bajo la tierra del parque una olla tal y como la dejaron los aborígenes canarios en un silo de una de las estructuras del poblado, entera, solo con una pequeña fisura que recorre el fondo del recipiente.

Pero este no se trata del único descubrimiento, la excavación arqueológica revela nuevos vestigios, que van desde trozos de cerámica hasta dos pequeñas cuevas que han aparecido junto a la estructura 53, una de las viviendas del poblado que se está investigando, y que permanecían ocultas hasta ahora. Estos descubrimientos se pueden seguir en la propia página del Parque Arqueológico en la red social facebook.

La excavación precisamente se está llevando a cabo en las estructuras 12 y 53 del yacimiento prehispánico y tiene como objetivos prioritarios profundizar en el conocimiento arqueológico de las dos construcciones, garantizar su conservación mediante las tareas de consolidación y restauración necesarias y revertir, con posterioridad, toda la información que se obtenga a los visitantes del centro y al conjunto de la sociedad. Mientras se están desarrollando los trabajos, el público está siendo testigo excepcional de su evolución y de los nuevos descubrimientos en el marco de las visitas guiadas habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.