La lluvia cedió finalmente y pudo salir la imagen para realizar su recorrido procesional, que este año discurría hacia la zona baja del barrio. Y es que el dicho entre sus habitantes que dice que cada año que la virgen va “para abajo”, llueve el día de su víspera, estuvo a punto a amargar las ganas a fiesta de sus habitantes.

La intensa lluvia caída el sábado tuvo en un vilo a los más marchosos, que temían la suspensión de la Rama. Al final la lluvia concedió una pequeña tregua y permitió a los jóvenes del barrio bailar al son de las bandas de Las Nieves y Vitamina Band.

Los actos festivos continuarán esta tarde a las 18 horas con la Gala Artística fin de fiestas, que además tendrá un marcado carácter solidario con la recogida de alimentos no perecederos y tapones para la causa de la niña Isora. Los juegos infantiles, previstos para las 15 horas, tuvieron que ser suspendidos debido a las inclemencias meteorológicas.

GALERÍA DE IMÁGENES PARA DISPOSITIVOS MÓVILES.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.