El acto comenzó con las ya habituales particulares distinciones con las que cada año Pepe otorga a vecinos destacados o personas relacionadas con el mundo del deporte. Este año recayeron en los pregoneros de las Fiestas de San Isidro de años anteriores, algunos de los cuales se encontraban presentes, así como los fieles oyentes de su programa de radio en Onda Canaria.

Posteriormente, un nutrido grupo de vecinos realizaron la peregrinación hasta la gruta de la Virgen de Amagro donde, acompañados por el párroco del barrio, Sebastián Grimón, los vecinos pidieron a la imagen, obra de Borges Linares, por la mejora de la situación económica y por los más necesitados.

[fbalbum url=”https://www.facebook.com/media/set/?set=a.1502939503258940.1073741871.1420003111552580&type=1″]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.