Vista aérea del casco de Gáldar. Fuente: fotosaereasdecanarias.es

Según informó la Benemérita, la investigación dio comienzo el 5 de junio cuando una patrulla observó un vehículo mal estacionado en el arcén de la vía GC-2, en el kilómetro 20, que causaba un peligro para los demás usuarios de la vía.

Dicho vehículo no presentaba correctamente la señalización de avería, por lo que los agentes solicitaron una grúa para proceder al levantamiento y depósito del vehículo, que fue trasladado al depósito correspondiente del municipio.

Por su parte, en ese instante se presentó en el lugar de los hechos B.M.P., manifestando ante los agentes que era el propietario del vehículo en cuestión, y que se lo habían robado la noche anterior, presentando posteriormente una denuncia por el presunto robo.

Privado del derecho a conducir vehículos a motor

En el transcurso de la investigación de los hechos, el GIAT comprobó que B.M.P., denunciante y titular del vehículo en cuestión, se hallaba privado por orden judicial del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores, careciendo además de todos los puntos del permiso de conducción, y careciendo el vehículo del respectivo seguro de responsabilidad civil obligatorio y presentando caducada la inspección técnica de vehículos periódica.

En este sentido, se realizó una inspección técnico ocular al vehículo referido, no hallando los agentes ninguna evidencia o indicio de un posible robo del mismo.

Por todo ello los investigadores llegaron a la conclusión de que B.M.P. había hecho uso del vehículo citado para realizar un desplazamiento, quedándose sin combustible en el trayecto y, ante la presencia de la Guardia Civil, optó por denunciar falsamente la sustracción de su vehículo, para así eludir las responsabilidades penales y administrativas correspondientes.

Así, el GIAT procedió a imputar a B.M.P. los delitos de denuncia falsa, contra la seguridad vial por conducir sin ningún punto de su permiso de conducción y quebrantamiento de condena por no respetar la orden judicial que le prohibía conducir vehículos a motor y ciclomotores.

Finalmente, el imputado ha quedado a disposición del correspondiente Juzgado en funciones de guardia de la localidad de Santa María de Guía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.