La secretaria municipal, el alcalde y la teniente de alcalde durante el pleno de marzo.

Y en el segundo punto, la propuesta de dejar sin efecto los incrementos aprobados para periodo 2015-2022 del tipo de gravamen IBI Urbano. Esto se debe, fundamentalmente, a que el catastro ha detectado más de 3.000 parcelas que no estaban pagando la contribución en el municipio, y que comenzarán a pagar a partir de ahora una vez han sido detectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.