En el transcurso del acto, Emiliano Rodríguez Gil –director del centro- insistió en la importancia de la colaboración de las familias con el objetivo de mejorar la tasa de éxito escolar. Así mismo, la maestra Maripi Lugo Álamo, tuvo unas emotivas palabras para sus alumnos: “darles las gracias por haber revivido el sabor de la ternura con ustedes, por contagiarme todo el asombro de vuestras miradas, por permitirme entrar en vuestro mundo, por haber compartido tantas risas, tristezas y alegrías […]”; por último, se despidió de su alumnado asegurándoles que siempre tendrán un lugar especial en su corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.